La vida en el patriarcado: Un pasito p’alante, otro p’atrás

Tal es la vida bajo el sistema patriarcal. Parece que has conseguido algo, que has llegado a algún sitio y enseguida un retroceso, para darnos cuenta de que, despues de todo vivimos bajo un estado que discrimina a las mujeres.
Dos noticias acabo de leer, una buena y esperanzadora y otra mala.
Primero, la buena noticia:
Reino Unido: Por fin el periódico británico The Sun ha dejado de poner fotos de modelos con el pecho al aire en su famosa página 3. Aquí puse una entrada sobre este asunto. No está todo ganado, aunque las fotos no serán de mujeres en topless, las cubrirán con bikini. O sea, que aunque han bajado un poco el volumen, la cosificación de las mujeres continúa. A ver si ese posible que esas imágenes ofensivas desaparezcan del todo, en ese periódico y en todos los medios. Demasiado pedir, no?
La mala noticia:
El gobierno de Japón ha solicitado oficialmente a la editorial de EEUU McGraw Hill el borrar de los libros de texto que se distribuyen en Estados Unidos, información sobre las violaciones en masa llevadas a cabo por tropas niponas durante la Segunda Guerra Mundial. En aquella epoca Japón obligó y coaccionó a muchos miles de mujeres y adolescentes a prostituirse durante ese conflicto bélico. Se estima que unas 50.000 o 100.000 mujeres y menores fueron forzadas a servir como esclavas sexuales para las tropas japonesas, en los territorios ocupados por esta nación como China o Corea del Sur. Sobrevivientes han hablado de que eran violadas por 10-20 hombres diariamente y de palizas y torturas. Muchas de ellas quedaron estériles debido a las enfermedades venéreas y torturas.
La mayoría de estas llamadas “comfort women” (mujeres para proveer “comodidad o placer” y sostener “la moral” de las tropas) fueron coreanas, pero también habían algunas chinas, japonesas, mujeres de otras zonas de Asia y varias europeas. La presión de estas mujeres y sus exigencias de disculpas por parte de Japon han causado que hayan presiones y desentendidos entre país nipón y las naciones vecinas. Por ahora Japón ha reconocido que el crimen ha existido, pero ha intentado banalizarlo y sus disculpas no han sido muy serias. La mayoría de estas mujeres han muerto de avanzada edad y otras causas y con su desaparición se van apagando las voces que han estado exigiendo a Japón una respuesta firme, con indemnizaciones y una apología por esta tremenda violación de los derechos de las humanas. Si el gobierno nipón consigue lo que se propone (por ahora la editorial estadounidense se ha negado pero ya se están borrando las historias de las “comfort women” en los libros de texto japoneses), poco a poco el testimonio del sufrimiento de estas mujeres y uno de los ejemplos más bárbaros de violencia machista desaparecerán de los libros de historia, y con el tiempo, de la misma historia.

Másters de golf y sexismo

Hace unos días, concretamente el 18 de septiembre, Reino Unido, estaba muy ocupado con el referéndum sobre la independencia de Escocia, y por eso pasó “bajo el radar” una noticia que ocurrió precisamente en Escocia tambien. Y es que el prestigioso club de Golf Royal & Ancient Golf Club de St Andrews, tuvo sus propios comicios y despues de que 85% de sus miembros votaran, decidió que ya era hora de abrir sus puertas y admitir mujeres. Y digo “ya era hora” ya que este club tiene una antiguedad de 260 años2335224771_dc086746b0_z

La noticia, la cual solo algunos medios han mencionado, es importante por muchas razones. Este baluarte del machismo, el cual es un ejemplo de la institucionalización de la discriminacion de la mujer, no ha cambiado de actitud porque se ha dado cuenta de que es mejor dejar de ser una organizacion machista, casposa y carca. No, lo ha hecho porque el golf quiere ser deporte olímpico en 2016 y debido a que sigue siendo pijo y elitista, mucha gente no se anima a practicarlo. Es por razones simplemente económicas que ha decidido aceptar a socias, necesita mas gente que lo practique y es mejor ampliar el mercado*. O sea, que la igualdad les importa un pimiento.

Es cierto que hay clubs solamente de mujeres, pero estos fueron creados más tarde precisamente como reacción a la discriminación, o sea, que como se prohibía a las mujeres el jugar en los clubs de hombres, tuvieron que crear los suyos propios. Pero aun así, estos clubs no tienen la misma calidad en cuanto al terreno y los servicios y lo más importante, no tienen el mismo “caché” del que disfrutan los clubs de hombres, de hecho el Golf Royal & Ancient Golf Club de St. Andrews es una institución reglamentaria sobre ese deporte y organiza su propio Open de golf. Esta es una situación muy parecida al famosísimo club en Augusta, en Estados Unidos, otro lugar que hasta 2012 se negó a aceptar mujeres y que se considera la “cuna” de los Másters de golf en EEUU. Ambos clubs son extremadamente prestigiosos y en sus campos juegan lo más selecto del mundo de las finanzas y la política, asi que no estamos hablando de que a las mujeres se les niegue solamente el practicar un deporte, sino que se les prohibe tambien el formar parte del mundo de los negocios, interactuar y cerrar tratos y tomar decisiones. Es patético que este tipo de sexismo siga existiendo en paises ricos e “igualitarios” en pleno siglo XXI.

*En Reino Unido hay otros tres clubs de golf solo para hombres

Foto, Flickr

Solo es #violencia cuando la sufren los hombres

A estas alturas, estoy segura de que la mayoría de mis lectoras estará harta de ver rondando por Facebook y por muchos otros medios, este vídeo en el que sale una pareja y se ve el hombre agrediendo a una mujer (y la reacción de las personas que les rodean) y luego lo que pasa cuando es la mujer quien agrede al hombre (Conste, que la violencia tanto si es el hombre el que la comete como la mujer, me asquea igual). Al final del vídeo un texto nos recuerda que el 40% de las víctimas de violencia doméstica es hombre (en Reino Unido y en Estados Unidos no se dice “violencia de género”) y pone el hashtag #violenceisviolence. O sea, que la violencia es violencia, pero solo cuando es el hombre el que la sufre, claro. Y qué malas somos las mujeres por “esconder” el hecho de que nosotras somos tan violentas como ellos. Solo que este no es exactamente el caso.

Investigo y veo que el vídeo está hecho por un grupo pro-derechos de los hombres de Reino Unido llamado “Mankind” (me imagino que son como el equivalente de los detestables grupos españoles que luchan por la custodia compartida). No veo el número del 40% por ningun lado en la website, así que tiro hacia la página de las “estadisticas” de violencia de género en Reino Unido. Allí veo un esquema tras otro diciendo que las víctimas de violencia doméstica son, de hecho, mujeres, no hombres y por mucho que miro, no acabo de ver quienes son los que cometen este tipo de violencia. Me sorprendería mucho leer que son mujeres, cuando se sabe que la mayoría de los crimenes más violentos, son hombres, en todo el mundo. Y ahi, por fin, lo veo, “el porcentaje de hombres asesinados en relaciones homosexuales es el doble del porcentaje de hombres que son asesinados en relaciones heterosexuales” … Vaya verguenza de “Mankind” mezclándolo todo en su 40%. Y cuando digo “todo” me refiero a confundir cosas y no mencionar que cuando hombres son asesinados, no son las mujeres las culpables, si no otros hombres. No digo que las mujeres no seamos violentas, pero es que el vídeo implica que somos nosotras las culpables de ese 40% y no es así exactamente.* Hay links en la página de datos de Mankind las cuales me llevan a una website de algo así como el departamento de Interior británico (creo) y un informe que tienen sobre asesinatos, homicidios y violencia “doméstica”. El informe deja bastante de desear, pero cuenta algo que he leído en otros sitios. Cosas como que:
-53% de mujeres víctimas de crímenes en Reino Unido (asesinatos en general) son asesinadas por su pareja o ex-pareja. El número para los hombres es 7%.
-12% de mujeres asesinadas, fueron asesinadas por desconocidos. En el caso de los hombres, 37%.
-93% de todos los asesinatos en Reino Unido son cometidos por hombres.

La website Women’s Aid, la cual ayuda a mujeres víctimas de violencia de género, tiene más info. Dice cosas como que en los casos de violencia de género solo 5% de las culpables son mujeres en relaciones heterosexuales. Que grupos como Mankind y otros grupos pro-hombres muy a menudo tergiversan sus numeros y no incluyen violencia sexual, la cual sufren muchísimo más las mujeres que los hombres. Tambien comenta que 30% de la violencia de género empieza al quedarse la mujer embarazada y que es la primera causa de abortos instantáneos.

Pues lo dicho, lo de Mankind, rondando ese vídeo viralmente y sugiriendo que las mujeres somos iguales de violentas que los hombres es bastante repugnante.

*Hace poco ha salido un informe en EEUU, la cual dice la mayoria de las mujeres en ese pais que sufren violencia sexual, la sufren a manos de un hombre, tanto si las mujeres son heteras o lesbianas o bisexuales.