Publicidad sexista en Zamora: Los libros y el culo

Ojiplática me he quedado al ver el cartel para anunciar la próxima feria del libro en Zamora.

Es 2017, y piensas que las cosas igual mejoran, no en lo referente en violencia machista, que esa lacra sigue adelante, sino, por lo menos, en publicidad sexista, hasta que ves esto.

Señores del Ayuntamiento de Zamora, Asociación de libreros Azal, y otras organizaciones que tengan algo que ver con dicho cartel: Esto se llama publicidad sexista y aparte de ser cutre y rancia, es degradante hacia las mujeres.

Maria Luisa Latorre Rose

No quiero poner foto del cartel, porque me parece degradante hacia las mujeres. En lugar de eso, aquí está una rosa de un pueblo de Inglaterra que visité recientemente, Stow on the Wold

¿Qué es la publicidad sexista? Pues es el usar fotos degradantes y/o sexualizadas de un grupo de personas (mujeres en este caso), o imágenes que fomentan estereotipos de genero para vender un producto. Habrá quien diga que solo es publicidad, pero su efecto es bastante poderoso. Las empresas se gastan mucho dinero en anuncios porque saben que funcionan.

Por un lado tenemos anuncios que reflejan estereotipos de género, en el que ponen a mujeres en roles tradicionales: Amas de casa, ‘lagartas roba-maridos’, la suegra pesada, secretarias, etc. Por otro lado, tenemos publicidad sexualizada; esa donde ponen fotos de mujeres desnudas o semi desnudas, para vender productos los cuales en la mayoria de los casos no tienen nada que ver con lo que se oferta (como en este caso, que me digan a mi que tienen los libros con el trasero de una señora). Estos anuncios reducen la mujer a su sexualidad, a ser un cacho de carne. Se la trata como un objeto a ser consumido, su rol es el de atraer la mirada, sobre todo la masculina. Es cierto que este tipo de publicidad refleja que todavía vivimos en un mundo profundamente patriarcal, pero al mismo tiempo fomentan estos roles recalcitrantes y en mi opinión hasta pueden contribuir a violencia sexista.

¿No saben ustedes que en la actualidad las mujeres son quienes deciden las compras en los hogares, y sobre todo por internet? ¿No se han enterado de que además nosotras leemos mas que ellos? Si fuera a esta feria, me parecería insultante, como mujer, consumidora y lectora, el ver un cartel donde se reduce a una mujer a un culo.

Lean más sobre publicidad sexista aquí y aquí, aprendan, edúquense y colaboren a crear un mundo más igualitario.

La publicidad feminista no existe

La publicidad “feminista” ha estado en las noticias en EEUU otra vez. La marca de cosmética Dove ha creado una línea de jabones y geles de baño, cuyos botes están moldeados como cuerpos femeninos. Los botes no son todos pequeños ni flacos, al estilo de belleza normativa, sino que hay de varios tamaños, para representar y “celebrar” la diversidad de los cuerpos femeninos. Por lo visto, las críticas han llovido y con ellas han llegado también artículos sobre la llamada publicidad feminista.

Para aclararnos: el resto de este artículo voy a llamar a tal cosa publicidad “feministoide”. Me niego a llamarla feminista, porque esos dos términos, como el agua y el aceite, no se mezclan. En otras palabras, no existe tal cosa como la publicidad feminista.

El resto del artículo está aquí.