La publicidad feminista no existe

La publicidad “feminista” ha estado en las noticias en EEUU otra vez. La marca de cosmética Dove ha creado una línea de jabones y geles de baño, cuyos botes están moldeados como cuerpos femeninos. Los botes no son todos pequeños ni flacos, al estilo de belleza normativa, sino que hay de varios tamaños, para representar y “celebrar” la diversidad de los cuerpos femeninos. Por lo visto, las críticas han llovido y con ellas han llegado también artículos sobre la llamada publicidad feminista.

Para aclararnos: el resto de este artículo voy a llamar a tal cosa publicidad “feministoide”. Me niego a llamarla feminista, porque esos dos términos, como el agua y el aceite, no se mezclan. En otras palabras, no existe tal cosa como la publicidad feminista.

El resto del artículo está aquí.