Feminismo sin Fronteras: Esto también es violencia de género

Aquí voy a hablar de como políticos y políticas de derechas se ponen la piel de cordero y dicen preocuparse por las mujeres cuando en realidad lo que quieren es discriminarlas más:

En Reino Unido quieren aprobar una enmienda a la ley del aborto, según la cual sería ilegal el abortar basado en el sexo del feto. Hay comunidades en este país donde ya se están viendo más varones que niñas y que hay pruebas que señalan al aborto selectivo basado en el sexo del feto, el cual favorece a los varones, como la razón para empujar este cambio. Este es un problema que no solo está ocurriendo en La India o China, sino en comunidades emigrantes en países ricos como Reino Unido o Estados Unidos y refleja la discriminación hacia la mujer en muchos ámbitos de la vida, empezando antes de nacer. En efecto, el aborto selectivo no es más que la primera discriminación que la mujer sufre, siguiendo de muchas otras, si al final el feto no es abortado. Simplemente, por ser mujer.

The Economist dijo allá por 2010 que se consideraba que se habían abortado unos 100 millones de niñas en el mundo entero y la “tradición” no solo desaparecía sino que iba a más.
9063138346_a9942f14cb_zVolviendo a la enmienda que está siendo presentada por la parlamentaria Fiona Bruce, esta política conservadora la cual, en un artículo al periódico The Telegraph ha disfrazado su iniciativa machista de preocupación por lo que considera una tradición sexista, (que lo es), pero la solución de ilegalizar este tipo de abortos no solo no arreglaría nada, si no que convertiría a las mujeres que abortan en criminales. En mi opinión, el obligar a una mujer a abortar porque espera una niña es violencia de género, ni más ni menos. Si una mujer es maltratada o sufre presiones por parte de su marido y otros miembros de la familia para abortar al tener un feto niña en su vientre, eso es violencia sexista y convertir y criminalizar ese tipo de aborto castigaría a la mujer doblemente.
Como feminista, digo que en lugar de eso, lo que hace falta es examinar las razones por las que tantas mujeres abortan niñas y atajar el problema desde ahí: Lo hacen, entre otras razones, porque en según que culturas el tener una hija significa que su familia va a tener que pagar una dote, y que solo el hijo puede heredar el dinero familiar. Mientras estas leyes que claramente discriminan a las mujeres no cambien, será preferible el tener hijos (varones). Así que eso es lo que hay que cambiar, esas ‘tradiciones’ y leyes machistas. Y en cuanto a hombres que maltratan y pegan a sus mujeres para provocar abortos al saber que está embarazada de una niña, eso es violencia de género y debería ser perseguida.

Leo en BBC.com: “Que es mejor, tener una hija no querida o ninguna? Dice Pratap Dayi, la cual ha abortado cinco hijas “No tengo espacio en mi casa, y una hija lo hubiera tenido mal en la vida. Hubiera habido comida para mis yernos pero nada para ella, y además los terrenos hubieran sido para ellos también”. Esta es la situación que hay que cambiar.

Y finalmente, que ascazo de políticas/os como Fiona Bruce, que disfrazan de buenas intenciones el intento de penalizar el aborto.

Foto, Flickr (Creative Commons)

Jugadoras de fútbol denuncian a FIFA

Ya sabemos que a nivel mundial las deportistas importan un pimiento, porque para el patriarcado solo el deporte que hacen los hombres cuenta. En cuanto al fútbol,  esto tambien es así, mientras los jugadores se forran* y son considerados héroes en sus paises de nacimiento, las jugadoras son ignoradas. Mientras los eventos deportivos de ellos son casi asunto de estado, ellas bueno, qué decir.
WambachMenos recursos, menos patrocinios, menos ayudas y dinero van al fútbol jugado por mujeres. Durante el verano de 2015, en junio mas concretamente, el Mundial de Futbol Femenino se jugará en Canadá, y las organizaciones responsables por este tinglado (FIFA la Asociación de Fútbol Canadiense o CSA) han decidido que las deportistas van a jugar en césped artificial. Y como este tipo de suelo provoca mas riesgos de lesiones y empeora la calidad del juego (la pelota se mueve de una forma diferente), y visto que a las autoridades a cargo del evento les importa un pimiento la salud de las jugadoras, un grupo de deportistas ha decidido denunciar a titulo oficial. Las deportistas son jugadoras de fútbol de todo el mundo, desde la estadounidense Abby Wambach (foto) hasta la española Vero Boquete, Nadine Angerer de Alemania, Yuki Ogimi de Japón y varias mas, o sea, la crema y nata del futbol femenino mundial. Son muy competitivas cuando hay que perseguir el balón y marcar goles, pero fuera del campo de fútbol, olé la sororidad entre las deportistas. Segun ellas a los hombres no se les hace jugar en cesped “de segunda categoría” por lo que esta decision de la FIFA y la CSA es discriminacion de género. Estoy totalmente de acuerdo. Habrá que seguir esta historia, y ver que pasa, pero mientras tanto mi apoyo para ellas y todas las jugadoras de fútbol del mundo, profesionales o no.

*Según Business Insider, la mejor jugadora de fútbol femenino actual, Marta Vieira Da Silva recibió en 2013 como sueldo $400.000 por jugar en un equipo sueco, mientras que el Real Madrid paga a su equivalente masculino, Cristiano Ronaldo, 49 millones de dólares.

Foto de Abby Wambach, Flickr

Tanto monta, monta tanto, tradición y patriarcado

Hace unos dias, concretamente el 3 de octubre, una mujer cubierta con una nicab (el velo que cubre el cuerpo y casi todo el rostro) fué echada de un teatro de opera de Paris, despues de que los artistas se negaran a actuar. No mucho se sabe de ella, pero se supone que era una mujer de dinero, de la zona del golfo Pérsico, que había ido a ver la actuación con una amiga. Francia tiene, desde 2011, una ley que prohíbe que las personas -vaya, las mujeres- se cubran el rostro en lugares públicos.
6497944911_fa7ae1c966_mEn la sección de comentarios de lectoras y lectores, dos opiniones bien claras, por un lado se insistía en que la mujer debería respetar las reglas del país que visitaba, y por otro que el echar a una mujer de un teatro era en realidad islamofobia. Lo que no veo por ningun lado, tanto si se habla de la nicab, o la prostitución, o el porno, o de cualquier otra discriminación hacia la mujer es el de la crítica hacia las reglas machistas que obligan a la mujer a cubrirse el rostro, o a desnudarse, o a ser violada por dinero. Reconozco que yo también peco de juzgar a la discriminada de vez en cuando, pero mi feminismo, que evoluciona constantemente, se está volviendo cada vez más impaciente, y se pregunta, el porque, cuando vemos una situacion de discriminación, siempre censuramos a la persona oprimida en lugar de criticar esas leyes patriarcales (tradiciones, las llaman algunas y algunos) que colocan a la mujer en una situación imposible. ¿Por qué, en lugar de eso no criticamos la opresión y a quienes la crean, o sea, al patriarcado?

Antes de que se se me acuse de islamofobia, tengo que aclarar que me da igual quienes dicen que lo del velo es una tradición cultural y que eso hay que respetarlo. Será una tradición, pero es una tradición machista, que solo se exige a la mujer el seguir. Porque algunas mujeres se sientan empoderadas en Europa por el velo no significa que a muchas otras en el resto del mundo les repatee y odien cubrirse. Y esto es todo lo que voy a decir al respecto. Tendrán sus razones para ponerse el velo unas cuantas, pero lo que yo quiero saber es ¿Porqué no se critica a la ley patriarcal que las obliga a cubrirse? ¿Porqué se ignora la doble discriminación a la que se enfrentan estas mujeres, en sus familias y tambien en un país supuestamente laico y tolerante?

Es curioso que la ópera en cuestión era precisamente “La Traviata”, de Verdi, la historia de una mujer que fué una prostituta, ya que la prostitución tal y como lo veo tiene en común con lo del velo el ser una opresión de género, y que las críticas van siempre hacia la prostituida, o sea, la víctima, y no hacia el putero o hacia el chulo, que son los culpables en toda esta historia. Incontables artículos hay sobre las razones o no de las prostitutas defendiendo o atacando, y casi nada se dice sobre el patriarcado que es el causante de esta situación.
Y asi, podríamos hablar, como he escrito arriba, de otras discriminaciones, el porno, la violencia de género etc…
Volviendo a la historia del principio, según leo, a la mujer aparte de echarla del teatro le puede caer una multa. Y al patriarcado, ¿Quién le multa, quien le denuncia?

Foto, Flickr

Másters de golf y sexismo

Hace unos días, concretamente el 18 de septiembre, Reino Unido, estaba muy ocupado con el referéndum sobre la independencia de Escocia, y por eso pasó “bajo el radar” una noticia que ocurrió precisamente en Escocia tambien. Y es que el prestigioso club de Golf Royal & Ancient Golf Club de St Andrews, tuvo sus propios comicios y despues de que 85% de sus miembros votaran, decidió que ya era hora de abrir sus puertas y admitir mujeres. Y digo “ya era hora” ya que este club tiene una antiguedad de 260 años2335224771_dc086746b0_z

La noticia, la cual solo algunos medios han mencionado, es importante por muchas razones. Este baluarte del machismo, el cual es un ejemplo de la institucionalización de la discriminacion de la mujer, no ha cambiado de actitud porque se ha dado cuenta de que es mejor dejar de ser una organizacion machista, casposa y carca. No, lo ha hecho porque el golf quiere ser deporte olímpico en 2016 y debido a que sigue siendo pijo y elitista, mucha gente no se anima a practicarlo. Es por razones simplemente económicas que ha decidido aceptar a socias, necesita mas gente que lo practique y es mejor ampliar el mercado*. O sea, que la igualdad les importa un pimiento.

Es cierto que hay clubs solamente de mujeres, pero estos fueron creados más tarde precisamente como reacción a la discriminación, o sea, que como se prohibía a las mujeres el jugar en los clubs de hombres, tuvieron que crear los suyos propios. Pero aun así, estos clubs no tienen la misma calidad en cuanto al terreno y los servicios y lo más importante, no tienen el mismo “caché” del que disfrutan los clubs de hombres, de hecho el Golf Royal & Ancient Golf Club de St. Andrews es una institución reglamentaria sobre ese deporte y organiza su propio Open de golf. Esta es una situación muy parecida al famosísimo club en Augusta, en Estados Unidos, otro lugar que hasta 2012 se negó a aceptar mujeres y que se considera la “cuna” de los Másters de golf en EEUU. Ambos clubs son extremadamente prestigiosos y en sus campos juegan lo más selecto del mundo de las finanzas y la política, asi que no estamos hablando de que a las mujeres se les niegue solamente el practicar un deporte, sino que se les prohibe tambien el formar parte del mundo de los negocios, interactuar y cerrar tratos y tomar decisiones. Es patético que este tipo de sexismo siga existiendo en paises ricos e “igualitarios” en pleno siglo XXI.

*En Reino Unido hay otros tres clubs de golf solo para hombres

Foto, Flickr