Feminismo Sin Fronteras: Cultura de la violación en Alemania también

Imagínate que sales de fiesta una noche con un grupo de gente. Imagínate que unos días más tarde ves por internet un vídeo en el que tú sales, siendo violada. Y no te acuerdas de nada. Imagínate que denuncias la situación, ya que, aparte de que no recuerdas qué paso y no podías consentir, en el vídeo se te oye diciendo “no” y “para”. Imagínate que no sólo pierdes el juicio y te obligan a pagar 24.000 euros, si no que encima el vídeo sigue en internet y tus violadores están ganando dinero con él y a ellos el sistema judírico les ha impuesto una multa de sólo 1.350 euros.

Esto es lo que está pasando a una modelo y famosa alemana llamada Gina-Lisa Lohfink. La violación fué en Berlin, en 2012. Ella dice que alguien le debió poner algo en su bebida y no recuerda que ocurrió. Unos días más tarde vió el vídeo por internet. El sistema judírico de Berlin ha fallado a favor de sus violadores, y ha sentenciado que ella hizo una acusación falsa. A ella le han puesto una multa (Gina-Lisa dice que prefiere ir a la cárcel que pagar), y está luchando contra este fallo, el cual es una barbaridad, no sólo por lo sexista, si no por el mensaje que lanza a las mujeres alemanas: La víctima es en realidad culpable y todas las mujeres acusamos de forma falsa. La violación no existe, aunque nosotras digamos lo contrario y nuestro derecho a consentir o no, tampoco existe. Esto va a provocar que muchas mujeres no denuncien.
Si esto no es la cultura de la violación, no sé qué es. 

Gina-Lisa se está defendiendo de estos cargos y el 27 de junio es el día en el que la corte decidirá de nuevo si es culpable o no. Para mi, está claro, si ella no ha podido consentir o si no consiente es violación.

Feminismo Sin Fronteras: La #culturadelaviolación era esto

No me apetecía escribir, así que he hecho un vídeo-comentario sobre esta noticia y la cultura de la violación:

Algunos enlaces: “Un alto precio por 20 minutos de acción”: la polémica defensa del padre de un joven violador sentenciado a 6 meses de prisión

El crimen sexual en Stanford que ha generado una ola de indignación universitaria y judicial

Petición para que cesen al juez

Roosh V: 15 Minutos de Fama de un Misógino

Despues de tanto jaleo mundial por el neo-machista Roosh V (Return of the Kings es su blog, el Retorno de los Reyes), quien amenazaba con quedadas de machirulos en varias ciudades del mundo, las ha cancelado ‘por estar preocupado por la seguridad de los asistentes’. Qué curioso que utilice una expresión que las mujeres siempre usamos cuando nos agobia que nos moleste gentuza como él.
Total, que según se ha sabido, este patético idiota vive en el sótano de la casa que comparte con su madre, y desde allí escribe su blog. Ha estado flipando con la cantidad de tráfico que ha recibido su blog en estos días (cuyo enlace me niego a incluir aquí), lo cual me hace pensar que en realidad no había organizado nada en concreto, ha sido todo una campaña de marketing. Y como las cosas que rebuzna este idiota son tan viles, ha sonado la alarma.

Despues de todo, Roosh V escribe en su blog que las mujeres deberían poder ser violadas legalmente en un entorno privado. Ha admitido en su blog que ha tenido “relaciones sexuales” (vamos, violaciones) con mujeres que no han consentido, ha escrito que las mujeres somos inferiores a los hombres, y aconseja a sus seguidores que se muden a paises pobres donde las mujeres tienen menos derechos y se las puede manipular mas fácilmente para que sean sumisas. Uno de sus posts: “Cinco razones para salir con una chica que tiene un desorden alimenticio”. Así que cuando amenaza con montar tinglados mundiales de machistas, hay que prestar atención, por si acaso.

Lo que más me ha alegrado de todo esto es que haya sonado la alarma, por los medios sociales y de información. Pero esto es lo que pienso: Este capullo no ha hecho más que decir lo que muchos hombres piensan pero no se atreven a decir. Las mujeres vivimos en un sistema patriarcal, y el patriarcado es misógino. Esto es lo verdaderamente preocupante.

Mientras leía sobre Roosh V hace dos días, en los medios británicos saltaron dos noticias: 12 hombres habian recibido sentencias de carcel de 11 años cada uno por violar a una niña de 12, en grupo, aquí en Inglaterra. Y en otros medios ingleses, casi al mismo tiempo, en Croacia, un grupo de violadores han pagado $30,000 para no tener que ir a la cárcel, tras violar en grupo a una chica de 17.  No hace falta que se organicen eventos donde machirulos defienden la legalización de la violación, las mujeres ya vivimos en un mundo donde la cultura de la violación existe.

El cretino misógino Roosh V hace apología de la violencia contra las mujeres, y ahí sigue, en el sótano de su madre enfrente del ordenador. Los 15 minutos de fama mundial que obtuvo gracias a esta campaña de márketing puede que se hayan acabado, pero el sistema que él (y quienes le apoyan) defienden continúa.

Ni #50sombrasdepatriarcado ni hostias, esto es lo que quiero ver

La directora de cine Leslee Udwin ha hecho un documental examinando el caso de la violación y posterior fallecimiento de la estudiante de medicina Jyoti Singh en Nueva Deli, el 21 de diciembre de 2012. Cinco hombres y un menor la violaron en grupo en un autobus en movimiento y luego tiraron el cuerpo por la ventana. Tras 13 días, Singh murió.

El film, llamado “La hija de La India” narra los eventos tras el horrible crimen y habla de las protestas multitudinarias en las calles de La India y sobre como la cultura de ese país oprime a las mujeres, con el consentimiento de la ley: feticidios, ataques con ácido, trata y otros tipos de discriminación u opresión. También habla de algunos cambios a la ley en ese país, en el que, según este artículo en The Guardian, una mujer es violada cada 20 minutos. Udwin incluso habla con algunos de los culpables, quiere saber porque los hombres violan y el artículo de The Guardian deja claro que algunas de las respuestas son nauseabundas; ciertamente las mujeres estamos consideradas como un ser muy inferior en muchas culturas.

El documental lo van a poner en BBC4 el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), aquí en Reino Unido y en otros países: India, Suiza, Noruega y Canadá. Se van a organizar talleres para que niños y niñas en La India aprendan sobre violencia de tipo sexual y se va a lanzar una iniciativa llamada “Hija de La India” para luchar contra la desigualdad y violencia sexual de mujeres y niñas.
No sé cuando la echarán en España, pero habrá que estar pendientes!

Aquí os pongo el trailer del documental:

Un regalo para los misóginos del mundo mundial

A muchas de mis lectoras, como feministas que sois, os suena la historia de esta estudiante de la prestigiosa universidad de Columbia (en EEUU), llamada Emma Sulkowicz, la cual ha acusado a otro estudiante, llamado Paul Nungesser (con el que tenía una relación que había sido sexual un par de veces) de haberla violado. Ella explicó a la universidad en su momento que lNungesser la sujetó por las muñecas y la obligó a tener sexo anal a pesar de que ella se negó.

Snap 2015-02-04 at 22.25.54

Sulkowicz, una estudiante de arte, decidió en sumomento, que como la universidad no ha hecho gran cosa por defenderla (la uni dijo “falta de pruebas” a pesar de que otras estudiantes habían acusado a Nungesser de violencia y acoso) y de hecho el violador sigue yendo a clases, que iba a convertir su lucha en un proyecto artístico y cargar con un colchón a todo sitios. El colchón se ha convertido así en un símbolo de la “carga” de esta situación, la cual la lleva ella. Así somos las mujeres, en lugar de ser violentas como el patriarcado es con nosotras, convertimos violaciones en proyectos de arte.

Total, que ahora su violador ha hablado y su relato se ha convertido en un regalo para todos los misóginos del mundo entero: No solo es majo y está sufriendo con esta situación (pobrecito), sino que ha presentado la conversación por Facebook que tuvo con Sulkowicz tras la violación (donde se muestra que tras la violación ella quería hablar con él) y ha dicho que de hecho él fué educado como feminista.

La crucifixión de Sulkowicz ha empezado: Si antes la tomaban por loca por lo del colchón, y por una puta, ahora ya abiertamente la acusan de ser una mentirosa y querer “arruinar” la reputación de un buen estudiante. 
Pongámonos nuestras gafas feministas y veamos:

  • Nungesser (el violador) no está sufriendo ni su reputación tampoco: Sigue yendo a clases tan tranquilamente, en lugar de estar en la cárcel
  • Muchas víctimas de violaciones tras el hecho siguen teniendo relaciones con el violador (por ejemplo, mujeres que han sido violadas por su marido o novio)
  • Que Sulkowicz haya tenido relaciones con su violador un par de veces no quiere decir que haya consentido a tener sexo una tercera vez. Si ella dice que no hubo consentimiento, es una violación
  • La mayoría de las violaciones tienen lugar por hombres que conocen a su víctima. Lo del mito del violador que acecha a la desconocida desde la oscuridad ocurre, pero lo otro ocurre más a menudo
  • Muchas víctimas están traumatizadas y se toman su tiempo para denunciarlo. Algunas tardan días, otras años, muchas no denuncian nunca

Todo esto demuestra que, como ya he dicho alguna que otra vez, se reduce todo al consentimiento de la mujer, el cual al sistema patriarcal, y a muchos hombres no les importa o se ignora. Es obvio que en EEUU y en el resto del mundo hace falta todavía más empatía hacia las víctimas en lugar de tanta penita por la reputación del violador y sobre todo, más conocimiento sobre lo que es una violación y no es. Si la mujer dice que no, es que no.

Imagen, pantallazo de YouTube.
Aquí está un vídeo de Sulkowicz (en inglés) explicando la razón de llevar un colchón con ella a todas partes

¿Eres mujer y quieres ser policía? ¡Abrete de piernas!

El patriarcado existe en todo el mundo y a medida que las mujeres luchan por sus derechos y hasta consiguen algunos (gracias, en parte, al feminismo), más lucha el patriarcado por oprimir a las mujeres y recordarles su “lugar”. Un ejemplo de esto lo tenemos en Indonesia, donde una iniciativa está animando a aumentar el número de mujeres policías (sólo 5% es mujer) pero para poder acceder a esta oportunidad laboral las futuras mujeres-policías tienen que demostrar que son vírgenes por medio de un humillante exámen médico. Naturalmente, nadie les hurga a los hombres en el culo para poder ser policía, solo a las mujeres, faltaría más. De esta manera el sistema patriarcal mata varios pájaros de un tiro:
-Humilla a las mujeres
-Tiene acceso a sus cuerpos, aunque sea por unos momentos
Las viola con impunidad
-Las reduce a un himen
-Le permite discriminar a las mujeres no-vírgenes a favor de los hombres, quienes al final son los que se benefician, como siempre

6476442309_9d8ddd1582_z (1)
Esta práctica abusiva para mi es una:
-Violación en toda regla
-Es una prueba no científica (el himen se puede romper por cualquier otra cosa, vamos que no demuestra nada) y es que:
La virginidad como valor es una construcción patriarcal
-Vaya idiotez, ¿Que coño tiene que ver el ser virgen con hacer bien tu trabajo?

Lo dicho. Cuanto más luchan las mujeres, más lucha el patriarcado por meter sus deditos en nuestra vagina, en nuestras vidas.

Foto, Flickr. (Creative Commons)

Grupos pro-feto rizan el rizo, y más noticias de las cavernas patriarcales

Dos noticias recientes sobre fetos y abortos hacen que se les pongan a una los pelos de punta. Por un lado, en Australia, las autoridades están decidiendo si una niña de seis años puede denunciar a su madre por haber bebido alcohol durante el embarazo. Es cierto que hay daños que pueden ser permanentes, pero si una denuncia como esta progresara, si se transformara al feto en una “persona”, se convertirían a muchas mujeres embarazadas en criminales por según que comportamientos, y se abriría la puerta a muchas situaciones bastante alucinantes, como por ejemplo, que el feto tenga más derechos que el cuerpo de la mujer, y que los fetos puedan denunciar al cuerpo femenino que los aloja. Muy fuerte.

En otras noticias, en el estado de Michigan, Estados Unidos, una nueva ley prohibe de ahora en adelante a los seguros privados a cubrir el aborto (el cual os recuerdo que sigue siendo legal) a menos de que la vida de la mujer esté en peligro, y la prohibicion incluye abortos relacionados con una violación. Si las mujeres quieren, pueden comprar un seguro adicional que pueda cubrir esos imprevistos, una especie de “seguro en caso de violación”, por el que también tendrán que pagar, claro. O sea, que, habría que anticipar esta posibilidad de que a una la violen, y en caso de no prepararse, cabe todavía la posibilidad de que su seguro privado al negarse a pagar pudiera agarrarse a la excusa de “pues podias haberte pensado esto antes, chata, y comprado seguro extra ‘anti-violacion'”.

Como se nota que a los tíos estas cosas no les pasan.

Las mujeres no importamos

En Australia, víctimas de crímenes de tipo sexual o de género tienen derecho a una buena indemnización para ayudarles a intentar superar tal horrible experiencia o maltrato continuado con la ayuda de terapias y asistencia psicológica. Bueno, mejor dicho, tenían derecho a una buena indemnización, hasta hace poco, ya que el gobierno ha decidido reducir mucho la cantidad de dinero que las victimas recibirían.
Katrina KeshishianHay una victima que no se va a callar ante tamaña injusticia: Katrina Keshishian (foto izquierda) fué violada por dos hombres en 2008. Los violadores tenían historial criminal previo, por cierto. Ella decidió no seguir adelante con un juicio porque no se veía con fuerzas para soportarlo, pero sí quiso pedir la indemnización a la que legalmente tenía derecho. Tras seis años de espera, la indemnización de 50.000 dólares australianos (unos 34.500 euros), ha sido reducida a 15.000 porque el gobierno quiere cortar gastos.  Esta joven, que tenia solo 20 años cuando fué violada, necesita el dinero para poder pagarse ayuda psicológica (la cual es costosa) tras la violación. Ha decidido hacer pública su historia para denunciar lo que esta ocurriendo, y tambien ha empezado una petición.
Es estupendo, verdaderamente, que haya un gobierno que piense en las víctimas y les dé dinero para que reciban la ayuda que necesitan. Ojalá otros paises hicieran lo mismo, y no solo no lo hacen, sino éste en particular, Australia, ha decidido reducir drásticamente la ayuda que estaba dando a las victimas. El hecho de que la mayoría de éstas sean mujeres ¿no habrá tenido que ver con la decisión del gobierno australiano, por casualidad? Como es eso… ah, sí, las mujeres no importan, ¿no?
Mal, muy mal…

Melina, Málaga y la cultura de la violación

La cultura de la violación existe, por mucho que les pese a los machistas que insisten en que no (y me refiero a los últimos acontecimientos referentes a la violación en Málaga). Lo que narro a continuacion tiene bastante que ver con la violacion (o, según insiste el patriarcado, “falsa violacion”) en Malaga:

En Buenos Aires, Argentina, una chica de 17 años llamada Melina Romero desapareció el pasado 24 de agosto. Hubieron conjeturas y búsquedas las cuales ya han terminado con el fin de esta historia. Pero antes que se supiera el desenlace, la misma desaparecida no se libró de que el periodico Clarín hiciera una critica realmente asquerosa con su persona, la cual, recordemos era una chica joven, una menor. Aquí teneis el articulo al que me refiero, “Una fanática de los boliches que revolucionesfeministas blogabandonó la secundaria” era esta chica, segun Clarín. El artículo dice que provenia de una familia rota, y que le gustaba ir de fiesta (algo muy raro para la gente joven, según este periódico), y, naturalmente, que ya habia desaparecido antes (o sea, que esto no era nada nuevo). Vamos, en resumen, que era una puta y que se merecía lo que le pasara. y lo que le ha pasado es que la asesinaron un grupo de chicos. No quiso participar en una “fiesta sexual” (o sea, que los asesinos querían violarla) y al querer marcharse la drogaron, la violaron de todas formas y la asesinaron a golpes

La violación existe. La cultura de la violación (que, entre otras cosas, ha culpado a la victima en estos dos casos, el de Málaga y el de Argentina) también. Es la misma cultura de la violación que disculpa a los violadores (ya estoy leyendo que los asesinos estaban cegados por las drogas, pobrecitos).

En el caso malagueño, yo sigo pensando que sí hubo violación y que la víctima ante la presión prefirió cambiar su historia antes de enfrentarse al revivir su historia y su caso. No es sorprendente, justo después de salir el caso a la luz la opinión pública ya la había condenado a ella y perdonado a ellos. Y en este caso argentino, ya sabemos como termina.

Afortunadamente, hay algunas voces que se han escandalizado del trato de Clarín hacia esta chica.

Para quejaros a Clarín, haced click aquí. Personalmente, espero que la familia denuncie a este periodicucho y que haya justicia para Melina.

Violadores y más violadores por todos lados

Iba a hacer este post sobre las emigrantes que son violadas de camino a EEUU. Han salido cifras hace poco, las cuales sugieren (y digo sugerir porque no se sabe exactamente el número) que aproximadamente 80% de ellas son víctimas de violaciones, según cifras recientes. La violación es, de hecho, tan frecuente, que muchas de ellas lo esperan y se preparan con anticonceptivos para no acabar, encima, con un embarazo.
Iba a contar que los números más oficiales (60%) que se tenían hasta hace poco eran de Amnistía Internacional, pero que según parece, la situacion es bastante peor. Y peor se va a poner, ya que la edad de las emigrantes sigue bajando y hay cada vez más niñas, más menores haciendo ese camino desde El Salvador, Honduras o Guatemala hacia el norte.
Iba a escribir que la mayoría de las victimas no denuncian por verguenza, por culpabilidad y por miedo a ser deportadas, cosa que los violadores saben muy bien.

2115727813_184f759479_oHe decidido dar un poco la vuelta a esta historia y hablar de los violadores. Ellos son miembros de pandillas violentas de zonas donde los y las emigrantes se mueven, pero sobre todo son otros emigrantes, traficantes de emigrantes (coyotes) o funcionarios que trabajan en la frontera o en aduanas. O sea, hombres que están pasando por la misma situación que ellas, hombres que han sido pagados para llevarlas a la frontera o empleados del sector público cuyo trabajo es controlar el trafico de drogas y personas entre EEUU y México.

Lo que tienen en comun estos cabrones es el aprovecharse de la suma vulnerabilidad en la que se encuentran estas mujeres y niñas. Sus compañeros de “lucha”, arriesgan su vida igual que ellas para encontrar una vida mejor. Una situación de completa desesperación los empuja a emprender un camino lleno de penalidades hacia Estados Unidos. Hay riesgo de ser disparado por la policía fronteriza, de ser detenido y deportado, y de ser raptado por pandillas que trafican drogas y personas. Pero el patriarcado, por muy brutal que sea con los hombres, con las mujeres es todavía peor, ya que a todos estos riesgos se le tiene que añadir la violación y también la prostitución (muchas mujeres acaban siendo prostituídas por coyotes y pandillas en ciudades fronterizas). Es simplemente horripilante que estos hombres, los cuales supuestamente están buscando una vida mejor, sean capaces de volverse en contra de sus compañeras y violarlas. 
Muchos funcionarios que trabajan en las fronteras cooperan con traficantes de personas y drogas. La complicidad entre las dos partes, hecha posible por altos niveles de corrupción, coloca a mujeres y niñas en una situación de extremo peligro. Es totalmente imposible que las victimas puedan luchar contra este frente común y de esta forma los violadores (coyotes y fucionarios) actúan con impunidad. Según un informe de Amnistia Internacional, en el otoño-invierno de 2008, 9.758 emigrantes fueron raptados. De este total, 157 mujeres fueron raptadas, dos asesinadas y otras fueron violadas. 91% de los y las emigrantes dijeron que los funcionarios de la frontera eran responsables del rapto. Una de las mujeres fué obligada a quedarse con el “jefe” de la banda como “trofeo”. Es repugnante que hayan tantos hombres dispuestos a convertir una situación muy desesperada en otra de mucho más sufrimiento y que al mirar a una mujer o una niña solo vean un cuerpo para violar y para que otros hombres violen (prostitución).
En resumen, para muchos hombres, el camino de la pobreza a la “tierra prometida” puede acabar en una fosa o en una cárcel. Para muchas mujeres hay este riesgo y otro añadido: el de la violación.

Foto, Flickr