“Vendo mis bragas usadas”

6617667767_af5c7f86c1_zDe esto estábamos charlando en un grupo para feministas radicales estadounidenses en Facebook. Yo ya sabía que tal mercado existe, había oído hablar de que algunos hombres japoneses compran bragas usadas de colegialas.
Me fuí a la website que estaban criticando en este grupo y me puse a mirarla. En ella, veo texto en letras muy grandes, el cual dice que muchas mujeres ganan muchísimo dinero vendiendo sus bragas usadas, y que a muchos “caballeros” les encanta el olor “natural” de la mujer. Vamos, que, todo el mundo contento. Es un negocio algo raro pero como el “intercambio” ocurre a través del correo, no pasa nada, no es prostitución, ¿verdad?

Solo que no es así.
Para poder “disfrutar” de las ventajas de este “lucrativo” negocio tienes que tener una cuenta y así acceder a la “tienda”, pero la website incluye algunas capturas de pantalla y veo que la tienda por internet ha puesto fotos de culos en tangas y no precisamente posados como en la website Women’s Secret. Oh, no. Aquí estamos hablando de fotos francamente pornográficas. Leo que la website dice que para animar las ventas, es mucho mejor añadir fotos lo más subidas de tono posible, e ídem con la descripción de la braga en sí. Yo, inocentemente había pensado que las imagenes, si las hubieran, serían de la prenda en venta, pero aquí lo que cuenta son fotos de carne, no de algodón, y si hay vídeos, mejor todavía.

Busco en la website el aviso legal y lo que veo confirma mis sospechas: Todo el contenido subido por las mujeres que venden sus bragas, pertenece a esta tienda, a esta website y se puede distribuir como se quiera. O sea, que se anima a estas mujeres a subir su propio porno -el cual la website obtiene de una manera gratuita – y luego puede distribuir todos estos vídeos y fotos a terceras partes (ya que ahora es de su propiedad) y ganar más dinero todavía. Y todo esto mientras se insiste a las participantes en el muchísimo dinero que van a ganar.

Una rápida busca en google sobre personas que han intentado este negocio, me trae un par de artículos donde unas chicas explican que se habían metido en este tinglado pensando que era una manera rápida y fácil de ganar dinero, (por su cuenta, no usando ninguna websites) hasta que se dan cuenta de que los “clientes” quieren “servicios adicionales” como fotos de ellas desnudas, vídeos y ah, además entrega en mano. Tras unos meses de ver que no conseguían gran cosa excepto ser acosadas por email, cesan en su empeño. En cuanto al mercado nacional, veo que hay una website llamada “bragasusadas.com” que hace lo mismo que la website estadounidense y las reglas son las mismas, todas las fotos subidas pertenecen al dueño de la website. (Curiosamente, en bragasusadas.com se especifica que está prohibido subir fotos relacionadas con el maltrato animal. Sin embargo, fotos relacionadas con la degradación de las mujeres, eso está muy bien.)

Pues eso, que los vídeos y fotos subidos a tiendas online de bragas usadas, pueden “reciclar” su contenido, y ganar mucho dinero y no habrá nada que estas mujeres puedan hacer legalmente para que esas fotos desaparezcan, nunca, mientras que ellas en realidad no ganarán dinero, desde luego nada comparado con la pasta que las websites ganarán a su costa!

Foto, Flickr.

¿Os imaginais que un periódico como El País o El Mundo tuviera una página con fotos de mujeres medio desnudas?

¿Os imaginais que un periodico como El País o El Mundo tuviera una página dedicada a fotos de mujeres en ropa interior o medio desnudas?

no moreEn Reino Unido tal periódico existe. Se llama The Sun y tiene una tirada diaria de más de dos millones de ejemplares, es un producto de Rupert Murdoch (sí, el colega de Aznar) y en su tercera página tiene fotos de mujeres posando, desnudas de cintura hasta arriba.

“The Sun” ha estado poniendo fotos de mujeres medio desnudas desde 1969, para vender más, y las modelos que han posado han incluido algunas menores en el pasado. Aparte de las fotos, han habido artículos del tipo “¿Los hombres británicos todavía quieren casarse con una virgen?” o “Como llegar a la cama de una mujer” de clara temática sexista. Por estas razones, y por el hecho de que el periódico es considerado “familiar” (no para menores de 18) y bajo acusaciones de misoginia y de cosificar el cuerpo de las mujeres, “The Sun” ha estado perseguido de vez en cuando por asociaciones pro-censura y también por feministas en los últimos 40 años.

Feministas en ese país llevan desde 2012 luchando por conseguir que “The Sun” elimine las fotos de una vez. Como no quieren ser acusadas de censura su iniciativa consiste en presionar para que el periódico cambie de opinión respecto a las fotos y las quite voluntariamente. Una actriz y escritora llamada Lucy Anne Holmes empezó una campaña llamada “No More Page 3” para conseguir el fin de las fotos en “The Sun” porque en el verano de 2012 quiso leer en el periódico sobre las deportistas que participaron en las olimpiadas. A  pesar de que la participación femenina en todos los deportes fué enorme, “The Sun” solo ofrecía una cantidad mínima de artículos sobre mujeres deportistas. Por supuesto, la página 3 tenía una foto enorme de una mujer enseñando sus pechos, lo cual fue una revelación en cuanto al papel de las mujeres en los medios en la sociedad británica, “Es un mundo de hombres” dijo en una entrevista a scotsman.com en enero de este año, refiriéndose a ese momento. Lucy Anne Holmes explica muy extensivamente en la website de “No More Page 3” que el hecho de que un periódico tan importante ponga fotos de mujeres medio desnudas en sus ejemplares fomenta sexismo, acoso sexual y violencia hacia las mujeres.

A pesar de que muchas organizaciones, politicxs e individuales han participado y siguen participando en su campaña, “The Sun” sigue publicando sus fotos misóginas en su tercera página.

Si quereis participar, aquí está el grupo de Facebook: https://www.facebook.com/NoMorePage3, y la cuenta en Twitter: https://twitter.com/NoMorePage3

Y aquí podeis encontrar la petición: http://www.change.org/en-GB/petitions/david-dinsmore-take-the-bare-boobs-out-of-the-sun-nomorepage3

 

Firmá una campaña de márketing

Desde hace unos días he estado viendo en algunos perfiles de Facebook y en las noticias, una “iniciativa” llamada “Firmá una teta” en la cual se invita a firmar digitalmente un escote, para ayudar a luchar contra el cáncer de mama.

firma teta Inmediatamente me puse en alerta por dos cosas:

-Imagen cosificada y sexualizada de la mujer (escotazo)

-Lazo rosa (los lazos rosas son una campaña de márketing de muchas empresas que ganan mucho dinero aparentando que quieren luchar contra el cáncer de pecho cuando en realidad lo que hacen es ganar dinero)

Visité la website de la ONG que está detrás de esta iniciativa, la cual se llama MACMA (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama) y está en Argentina, buscando información específica sobre el objetivo de estas firmas. La website de “Firmá” incluye una “Declaración de los Derechos de la Mujer en Latinoamerica en Materia de Cancer” y dice que las firmas “ayudan a llamar la atención”, lo cual ciertamente ha hecho, ya que montones de gente han participado y diseminado la campaña en medios sociales y hasta Univisión, la poderosa cadena de TV les ha hecho publicidad.

Pero para mí esto no basta, yo quería saber si se presentarían las firmas a dirigentes del gobiernos en lo referente a la salud, o si habrían manifestaciones, o si, esto se trata solamente de una campaña de publicidad para dirigir más visitas y atención, no a la causa, si no a la ONG y a su agencia de publicidad. Sospechando lo segundo, (despues de todo, el márketing es lo mío) mandé un email a MACMA y recibí la siguiente respuesta de la presidenta de la organización:

Los 2.000.000 de firmas que hemos conseguido nos da un enorme respaldo para que nos escuchen en Ministerio de salud y quienes tienen en sus manos la posibilidad de producir cambios en políticas públicas.”

O sea, que esto es márketing puro y duro, igual que tantísimas compañías que se ponen el lacito rosa y organizan eventos, y hablan de empoderar a las mujeres, mientras venden productos tóxicos y se lucran.

Tengo que añadir que flipé bastante cuando ví algunas amigas feministas dándole al “me gusta” a dicha campaña sin pensárselo dos veces. Ciertamente yo también he participado en alguna que otra petición sin ahondar en la causa pero aún así, el uso tan obvio del cuerpo de la mujer, creo yo que debería haber lanzado campanas de alarma en nuestra conciencia feminista. O tal vez, estamos tan hartas de ver tetas por todos lados que ya ni nos damos cuenta.

En cuanto a la campaña de márketing de “Firmá” (que de esto se trata), esto es lo que tengo que decir:
“If your product was any good, you wouldn’t need sexism to sell it. O sea, “Si tu producto fuera tan bueno, no necesitarías sexismo para venderlo”

El sexismo nunca ha empoderado ni empoderará a las mujeres.
if your product