Feminismo Sin Fronteras: Quien es Maryam Namazie?

Feminismo sin fronteras namazie

“Festival of Ideas”. Namazie es la segunda por la derecha.

Ayer fui a una conferencia en Bristol, Reino Unido, donde ahora vivo. La conferencia era sobre la libertad de expresión. En EEUU y aquí en Reino Unido, se está dando un fenomeno en algunas universidades, lugares donde precisamente la gente va para aprender a pensar de forma crítica. Hay personas que han sido des-invitadas a dar charlas. O sea, que las han invitado y se las ha des-invitado tras haber recibido la universidad quejas de algunos alumnos /as, quienes quieren proteger a otros estudiantes y exigen un “lugar a salvo” (safe spaces), donde nadie tendrá que oir cosas tan ofensivas como que la pornografia no es empoderadora para las mujeres, o el concepto de lo trans desde la perspectiva de la disforia del cuerpo. Muchas de las personas que están recibiendo este tratamiento son mujeres y feministas. A la conferencia de ayer fueron Maryam Namazie, Julie Bindel, Sarah Ditum y Sian Morris, precisamente para hablar de la libertad de expresión, que las universidades dicen respetar y defender, pero que en realidad, en cuanto se trata de ciertos temas, censuran. Hoy quería hablar de la primera conferenciante, Maryam Namazie.

Esta señora nacio en Irán y ha vivido en varias partes del mundo y ahora en Reino Unido. Ella es ex-musulmana y dice que todas las religiones son malas para las personas, pero que ella, por su historial personal se concentra en el Islam, y aquellos gobiernos y personas que usan esa religión para oprimir. Según la información de su blog, Namazie ha trabajado con refugiados etiopes en Sudan hasta que el gobierno pro-Islam tomó el poder. Ha trabajado con numerosas organizaciones como portavoz, como escritora, como miembra del consejo, de organizaciones que están a favor de los derechos de la mujer, del secularismo. Ha escrito tambien numerosos articulos sobre el islamismo, y la libertad de expresión. Por su labor ha recibido premios y reconocimiento internacional.

Sus opiniones han causado la ira de islamistas en Gran Bretaña y en Iran, (la mayoría hombres) los cuales han estado boicoteando sus charlas en universidades por considerar que lo que dice es ofensivo contra el Islam. La acusan de ser islamofoba, sin más. Como he escrito más arriba, ella defiende el secularismo y está en contra de todas las religiones.

El mes de diciembre de 2015, fue invitada a hablar en la universidad de Goldsmith en Londres sobre la apostasía y la blasfemia, y se armó jaleo, con alumnos levantándose en medio de la conferencia y exigiendo que se callara. Despues del evento, la organizacion feminista de la universidad tomó el lado de la organización pro-Islam que estaba detras del rechazo a Namazie. Dijeron que todo el mundo tiene derecho a tener un “lugar a salvo” en una universidad y derecho a que no se le ofenda. Namazie habló de esto ayer, de como muchas organizaciones de izquierdas y liberales, defienden el relativismo cultural y defienden la libertad de expresión de grupos a favor del Islam a costa de la libertad de expresión de ella y de otras personas. También comentó que hay mucha gente que defiende el Islam ya que nadie quiere ser considerado racista, y es cierto que la comunidad musulmana en Reino Unido es una minoría discriminada y mal entendida.

El concepto del “lugar a salvo” me tiene un poco perpleja, creo que es bueno, sobre todo para estudiantes universtarios/as el estar expuestos a otras opiniones y que hay que entender que una cosa es defender una opinión propia, como la de Namazie, y otra cosa es fomentar, instigar la violencia, cosa que ni Namazie, ni las otras panelistas de la conferencia de ayer hacen (Bindel comentó que muchas veces había tenido que debatir sobre derechos homosexuales con personas que discriminan abiertamente a las lesbianas como ella y se lo ha tenido que tragar). Es muy triste que la izquierda, que se supone que apoya el pensamiento progresista, en cuanto se tocan ciertos asuntos (Islam, los derechos de las mujeres) reaccionen de forma tan… convervadora y rancia. Ayer aprendí dos cosas y confirmé otra:

-Hay gente intolerante que quiere callar a otras personas, y son tanto de derechas como de izquierdas
-En la vida mucha gente va a decir cosas que te van a ofender. Más vale que te acostumbres
-No hay nada más peligroso, ni más ofensivo, al final, que una mujer con una opinión

Un pensamiento final: Que una mujer como Namazie, que es oprimida en Iran y en el Islam y que al denunciar la opresión se la considere opresora dice muchas cosas sobre el mundo en que vivimos.

Feminismo Sin Fronteras: Japón tiene un problema con las vaginas

Ah, Japón…El país del festival del pene, del futanari (me niego a poner link de eso, mirad vosotrxs lo que es)… el país donde recuerdo haber visto revistas porno en restaurantes mientras esperábamos a que nos dieran sitio (viví allí hace años durante un tiempo). El país que sacó al mercado un vídeo juego que cual simulaba violaciones a una madre y dos hijas, y tan violento que lo tuvieron que censurar en varios países, y el sitio donde se inventó el negocio de las bragas usadas… Pues en fin, ese lugar es,

257614701_271dea9f87_zcomo todo el mundo, patriarcal, y ha acusado a una mujer, llamada Megumi Igarachi de “obscenidad” por usar su vagina como patrón para hacer juguetitos u otros objetos. Iba a poner juguetitos sexuales, pero es que no son ni siquiera eso. Son más bien objetos de la categoría “Kawaii” (monería, algo cuco) que tanto gusta allí. Me parece a mí que esta historia es similar a ese caso de las mujeres censuradas por alimentar con la teta a sus bebés. O sea, todo lo que tenga que ver con el cuerpo femenino tiene que ser en un contexto que le plazca al heterofalopatriarcado. En el momento en que se saca de ese contexto, el patriarcado lo condena. Los cuerpos de mujeres deben servir solamente para calentar a los hombres y satisfacerlos sexualmente, si no, no vale. Esto es así porque el este discurso sigue siendo gestionado por el sistema patriarcal, el cual condena a aquellas mujeres que se empeñan en otras perspectivas. Personalmente, yo no compraría los objetos de Igarachi, pero me parece que censurar a esta artista por inspirarse en su vagina, en un país que con el historial tan misógino en cuanto al sexo que tiene Japón, es un poco heavy-metal.

Por ahora Igarachi se enfrenta a tiempo en la cárcel o multa. La verdad, espero que todo esto se quede en nada y que ella pueda usar toda esta publicidad gratis para “jartarse” de vender juguetitos.

Foto, Flickr (Creative Commons)