Feminismo Sin Fronteras: Museo A la Misoginia

En Londres hay un museo sobre Jack el Destripador* y sus víctimas. Este asesino en serie, el cual asesinó, mutiló y se quitó los órganos (útero, riñones etc) de por lo menos cinco prostitutas hace un siglo, tiene un museo en Londres, donde la gente se puede sacar selfies junto a imágenes hechas en cera de las víctimas, ver fotos de autopsias o leer informes policiales.
Pues sí, como lo leeis. Está en la zona del “East End” e iba a ser un museo dedicado a las mujeres de esa zona, algunas de ellas luchadoras por derechos civiles. Gente pobre, emigrantes de la época. En lugar de eso han abierto un museo a la misoginia. Quienes nos ponemos las gafas violetas (feministas) sabemos muy bien que estos asesinatos en serie, a mujeres pobres, prostitutas a quienes mutilaba, son actos de violencia sexista hechos por una persona que odiaba a las mujeres, lo cual convierte en este museo en algo infame y misógino tambien. Curiosamente, los asesinatos ocurrieron entre 1888 y 1891, cuando el movimiento sufragista en Inglaterra estaba empezando. Coincidencia?

El contexto no hay que olvidarlo: Las mujeres vivimos en un mundo donde la violencia hacia nosotras, por ser mujeres, sigue existiendo. Aqui en Inglaterra y Gales los números oficiales dicen que una en 5 mujeres ha sufrido algún ataque de tipo sexual. Así que un museo que en honor a la violencia sexista, que quereis que os diga, me parece de muy mal gusto.

Cuando salió a la luz lo del museo, se hicieron peticiones y protestas. El museo abrió de todas formas. La persona que estaba detrás de esta barbaridad, un tal Mark Palmer-Edgecumbe, dijo que había planeado hacer un museo de otro tipo, pero le pareció que hacer uno sobre las víctimas de un asesino misógino sería mas interesante.

Por suerte, las mujeres inglesas no se rinden. Cerca de este monumento a la violencia sexista, se ha abierto una especie de galería dedicada a las mujeres del “East End” londinense, una exhibición “como debería haber sido un museo en honor a las mujeres” según dice la website.  Se llama East End Women’s Museum. Para anunciar la galería, nada mejor que un cartel gigante que reza así: “Festeja a las sufragistas, no a los asesinos en serie“, aludiendo claramente al museo de Jack el Destripador.

Ultimas noticias dicen que por lo visto al museo misógino le han denegado unos permisos necesarios para unos carteles. Es de esperar que alguna vez desaparezca y si tenemos en cuenta las numerosas críticas, puede que sea pronto.

*No quiero poner el enlace para no darle publicidad. Si quieres ver la website, busca por Google “Jack the Ripper Museum”.

¿Y esto que tiene que ver con los derechos de las mujeres?

Ayer, 8 de marzo, volvía yo de un evento en una ciudad cercana. En tal evento (una charla sobre libros y empoderamiento para mujeres) dieron ejemplares gratis de un periódico de tirada nacional, y como sabía que me apetecería leerlo luego en el tren, cogí uno. Cual no sería mi sorpresa al ver en las dos primeras páginas (enteras, además) ocupando dos anuncios patrocinados por una compañía de cosméticos, llamada Benefit. Los anuncios (foto abajo) dicen que si compras unos cosméticos para tus cejas, le darán 100% de lo que vendan a ONGs de mujeres y niñas. Pero tienen que ser específicamente los potingues para las cejas los que compres. Y se echan flores sobre esta iniciativa para “empoderar a las mujeres y niñas en todo el mundo”, “yendo más allá de las tiendas de cosméticos” y bla, bla, bla…
http://laswebsitesdeluisa.com/revolucionesfeministas/Me parece que:
-En lugar de tanto márketing, podrían haber donado el dineral que les ha costado el anuncio. Esto no es más que una campaña de publicidad disfrazada de feminismo.
Es absolutamente obsceno el fomentar el consumismo en un día en que se recuerda (entre otras cosas relacionadas con los derechos de las mujeres) un incendio en una fábrica de camisas en Nueva York, en el cual perecieron 123 mujeres y 23 hombres, en un local en el que se trabajaba en condiciones infrahumanas.

El 8 de marzo es el Día Internacional de las Mujeres, un día en que se celebra y se reconoce la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. El banalizar esta fecha y usarlo para ganar dinero mientras se habla de “empoderamiento” (por no hablar del fomento de la belleza heteropatriarcal) es simplemente asqueroso.

Ni #50sombrasdepatriarcado ni hostias, esto es lo que quiero ver

La directora de cine Leslee Udwin ha hecho un documental examinando el caso de la violación y posterior fallecimiento de la estudiante de medicina Jyoti Singh en Nueva Deli, el 21 de diciembre de 2012. Cinco hombres y un menor la violaron en grupo en un autobus en movimiento y luego tiraron el cuerpo por la ventana. Tras 13 días, Singh murió.

El film, llamado “La hija de La India” narra los eventos tras el horrible crimen y habla de las protestas multitudinarias en las calles de La India y sobre como la cultura de ese país oprime a las mujeres, con el consentimiento de la ley: feticidios, ataques con ácido, trata y otros tipos de discriminación u opresión. También habla de algunos cambios a la ley en ese país, en el que, según este artículo en The Guardian, una mujer es violada cada 20 minutos. Udwin incluso habla con algunos de los culpables, quiere saber porque los hombres violan y el artículo de The Guardian deja claro que algunas de las respuestas son nauseabundas; ciertamente las mujeres estamos consideradas como un ser muy inferior en muchas culturas.

El documental lo van a poner en BBC4 el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), aquí en Reino Unido y en otros países: India, Suiza, Noruega y Canadá. Se van a organizar talleres para que niños y niñas en La India aprendan sobre violencia de tipo sexual y se va a lanzar una iniciativa llamada “Hija de La India” para luchar contra la desigualdad y violencia sexual de mujeres y niñas.
No sé cuando la echarán en España, pero habrá que estar pendientes!

Aquí os pongo el trailer del documental:

Un regalo para los misóginos del mundo mundial

A muchas de mis lectoras, como feministas que sois, os suena la historia de esta estudiante de la prestigiosa universidad de Columbia (en EEUU), llamada Emma Sulkowicz, la cual ha acusado a otro estudiante, llamado Paul Nungesser (con el que tenía una relación que había sido sexual un par de veces) de haberla violado. Ella explicó a la universidad en su momento que lNungesser la sujetó por las muñecas y la obligó a tener sexo anal a pesar de que ella se negó.

Snap 2015-02-04 at 22.25.54

Sulkowicz, una estudiante de arte, decidió en sumomento, que como la universidad no ha hecho gran cosa por defenderla (la uni dijo “falta de pruebas” a pesar de que otras estudiantes habían acusado a Nungesser de violencia y acoso) y de hecho el violador sigue yendo a clases, que iba a convertir su lucha en un proyecto artístico y cargar con un colchón a todo sitios. El colchón se ha convertido así en un símbolo de la “carga” de esta situación, la cual la lleva ella. Así somos las mujeres, en lugar de ser violentas como el patriarcado es con nosotras, convertimos violaciones en proyectos de arte.

Total, que ahora su violador ha hablado y su relato se ha convertido en un regalo para todos los misóginos del mundo entero: No solo es majo y está sufriendo con esta situación (pobrecito), sino que ha presentado la conversación por Facebook que tuvo con Sulkowicz tras la violación (donde se muestra que tras la violación ella quería hablar con él) y ha dicho que de hecho él fué educado como feminista.

La crucifixión de Sulkowicz ha empezado: Si antes la tomaban por loca por lo del colchón, y por una puta, ahora ya abiertamente la acusan de ser una mentirosa y querer “arruinar” la reputación de un buen estudiante. 
Pongámonos nuestras gafas feministas y veamos:

  • Nungesser (el violador) no está sufriendo ni su reputación tampoco: Sigue yendo a clases tan tranquilamente, en lugar de estar en la cárcel
  • Muchas víctimas de violaciones tras el hecho siguen teniendo relaciones con el violador (por ejemplo, mujeres que han sido violadas por su marido o novio)
  • Que Sulkowicz haya tenido relaciones con su violador un par de veces no quiere decir que haya consentido a tener sexo una tercera vez. Si ella dice que no hubo consentimiento, es una violación
  • La mayoría de las violaciones tienen lugar por hombres que conocen a su víctima. Lo del mito del violador que acecha a la desconocida desde la oscuridad ocurre, pero lo otro ocurre más a menudo
  • Muchas víctimas están traumatizadas y se toman su tiempo para denunciarlo. Algunas tardan días, otras años, muchas no denuncian nunca

Todo esto demuestra que, como ya he dicho alguna que otra vez, se reduce todo al consentimiento de la mujer, el cual al sistema patriarcal, y a muchos hombres no les importa o se ignora. Es obvio que en EEUU y en el resto del mundo hace falta todavía más empatía hacia las víctimas en lugar de tanta penita por la reputación del violador y sobre todo, más conocimiento sobre lo que es una violación y no es. Si la mujer dice que no, es que no.

Imagen, pantallazo de YouTube.
Aquí está un vídeo de Sulkowicz (en inglés) explicando la razón de llevar un colchón con ella a todas partes

Jugadoras de fútbol denuncian a FIFA

Ya sabemos que a nivel mundial las deportistas importan un pimiento, porque para el patriarcado solo el deporte que hacen los hombres cuenta. En cuanto al fútbol,  esto tambien es así, mientras los jugadores se forran* y son considerados héroes en sus paises de nacimiento, las jugadoras son ignoradas. Mientras los eventos deportivos de ellos son casi asunto de estado, ellas bueno, qué decir.
WambachMenos recursos, menos patrocinios, menos ayudas y dinero van al fútbol jugado por mujeres. Durante el verano de 2015, en junio mas concretamente, el Mundial de Futbol Femenino se jugará en Canadá, y las organizaciones responsables por este tinglado (FIFA la Asociación de Fútbol Canadiense o CSA) han decidido que las deportistas van a jugar en césped artificial. Y como este tipo de suelo provoca mas riesgos de lesiones y empeora la calidad del juego (la pelota se mueve de una forma diferente), y visto que a las autoridades a cargo del evento les importa un pimiento la salud de las jugadoras, un grupo de deportistas ha decidido denunciar a titulo oficial. Las deportistas son jugadoras de fútbol de todo el mundo, desde la estadounidense Abby Wambach (foto) hasta la española Vero Boquete, Nadine Angerer de Alemania, Yuki Ogimi de Japón y varias mas, o sea, la crema y nata del futbol femenino mundial. Son muy competitivas cuando hay que perseguir el balón y marcar goles, pero fuera del campo de fútbol, olé la sororidad entre las deportistas. Segun ellas a los hombres no se les hace jugar en cesped “de segunda categoría” por lo que esta decision de la FIFA y la CSA es discriminacion de género. Estoy totalmente de acuerdo. Habrá que seguir esta historia, y ver que pasa, pero mientras tanto mi apoyo para ellas y todas las jugadoras de fútbol del mundo, profesionales o no.

*Según Business Insider, la mejor jugadora de fútbol femenino actual, Marta Vieira Da Silva recibió en 2013 como sueldo $400.000 por jugar en un equipo sueco, mientras que el Real Madrid paga a su equivalente masculino, Cristiano Ronaldo, 49 millones de dólares.

Foto de Abby Wambach, Flickr

La era del teleaborto

El hecho es que el aborto es ilegal en muchas partes del mundo y en otras donde lo sigue siendo hay riesgo de que las cosas cambien para peor, (como en EEUU y España, por ejemplo). La decisión sobre abortar o no, debería concernir solamente a las mujeres, pero como vivimos en un sistema patriarcal que no nos otorga a nosotras la libertad sobre nuestros cuerpos, los hombres se han erigido como los árbitros morales y carceleros, por medio de leyes injustas y contando con el apoyo de instituciones misóginas como las elites eclesiásticas y gobiernos más pro-fetos que pro-personas.
perchaCon este panorama, hay otros métodos que existen para que las mujeres puedan abortar, y son a distancia. Por un lado, la doctora y activista Rebecca Gomperts creó hace años la organización Women on Waves, la cual consiste en fletar un barco, y así, en aguas internacionales y dado el hecho de que al ser el barco holandés está protegido por las leyes de ese país, poder dirigirse más cerca de las mujeres que necesitan ayuda. Women on Waves da píldoras de mifepristona y misoprostol (o sea, abortivas)a mujeres de países donde el aborto es ilegal, y también procura otros servicios como información sobre anticoncepción, tests de embarazo, ecografías. O sea, servicios que países que se preocupan de las mujeres deberían proveer, pero no lo hacen o no del todo. Gomperts ha creado otro servicio parecido, pero esta vez es por internet. La website Women on Web envía por correo píldoras abortivas a mujeres que la necesitan, tras hacer una consulta por medio de su website. Womenonweb.org invita a mujeres que han abortado a incluir su historia en la website, para normalizar el aborto, quitar el estigma y desdramatizarlo. El obtener la medicina necesaria para abortar es un proceso complejo, ya que estamos hablando de lugares a los al patriarcado intenso tienes que añadir una infraestructura pobre, lo cual dificulta que las mujeres que piden las pastillas a veces las puedan conseguir; burocracia, políticas anti-mujer y un mal sistema postal complica mucho las cosas para mujeres desesperadas. La situación, como comenté al principio de este artículo, está empeorando en países como EEUU, donde, a pesar de que a nivel federal el aborto es legal, a nivel estatal grupos pro-feto están luchando por y logrando el cerrar clínicas. En ese país las organizaciones fundadas por Gomprets no funcionan, ya que en teoría son solamente para naciones donde el aborto es ilegal, pero en la práctica, muchas mujeres se encuentran con cada vez menos opciones para abortar, ya que más y más clínicas se están cerrando, lo cual ha hecho que organizaciones que administran abortos legales, como Planned Parenthood se planteen la “telemedicina” o “teleaborto”, en el cual un doctor o doctora ve a la paciente por webcam y prescribe misoprostol. Ya se han hecho experimentos con este sistema y por lo visto han ido bien. Muchas otras mujeres estadounidenses de hecho cruzan la frontera y obtienen misoprostol en México, donde se puede comprar legalmente. Una búsqueda rápida por Google de misoprostol y mifepristona da montones de resultados, aprovechando la demanda de abortos mundial; según parece 21.6 millones de abortos ‘no seguros’ se hicieron en todo el mundo en 2008, dice la Organización Mundial de la Salud. En general, organizaciones sanitarias consideran que estas pastillas, si son usadas correctamente dan buenos resultados y el riesgo es pequeño. El problema es que parece que este mercado “negro” de pastillas por internet no está muy regulado, de hecho casi recuerda un poco a la práctica de los abortos ilegales hechos a escondidas, que la mujer sola y desamparada debe hacer, sin asistencia, y que, aunque los riesgos son pequeños, existen. Mirando la situación con ojos feministas, viendo que hay tal demanda por abortos, y que tantísimas mujeres hacen prácticamente de todo para poder obtener ayuda de la manera más segura y más fiable posible (para, entre otras cosas, no perder la vida), es realmente fundamental que los gobiernos legalicen el aborto, y que las mujeres no tengan que recurrir a que les envíen píldoras desde la otra esquina del mundo, por no mencionar el tener que afrontarse a un aborto completamente solas, ya que la posibilidad de que te encarcelen por sospecha de aborto o complicaciones de embarazo existe en según qué países. Estas son medidas desesperadas que toman mujeres desesperadas. Que este mercado negro exista, que tantas mujeres tengan que hacer malabarismos o perder la vida abortando, y que tantos gobiernos sean cómplices de esta situación es realmente repugnante. Aborto libre, en el mundo entero, ya!

Feminismo: Si hay consentimiento, no es violación

Las mujeres vivimos en un mundo patriarcal en el que se asume que los hombres siempre tienen derecho a acceder a nuestro cuerpo, con o sin nuestro consentimiento. El patriarcado entero y su creación, la cultura de la violación se han construido sobre esta premisa, la premisa de que tanto si la mujer quiere tener relaciones sexuales o no, las exigencias, los deseos de los hombres priman. Y que de todas formas, el consentimiento de la mujer no es especialmente importante, ya que nuestro papel es el de ser objetos sexuales cuya existencia primordial es el de satisfacer las necesidades de los hombres. El consentimiento no importa o se ignora, para proteger el sacrosanto derecho de los hombres a poder seguir teniendo relaciones sexuales cuando les plazca. La cultura de la violación dice que si una mujer está borracha, es que sí hay consentimiento o que éste no importa. Si está inconsciente, es que también lo hay, implícitamente. Y también es sexo consentido si hace un rato ella decía que quería tener relaciones sexuales (aunque ahora te diga que ha cambiado de opinión) o si va vestida como una guarra. Es siempre que sí.

revolucionesfeministas_blog_consentimientoEn EEUU, para atajar el problema (bastante grande) de violencia de tipo sexual en universidades, se está procesando una ley según la cual, en instituciones de educación post-secundaria públicas, se va a asumir que en cuanto a relaciones sexuales, no hay consentimiento (y por tanto es violación) a menos de que la mujer haya consentido de una manera “positiva, consciente y voluntaria”, según el lenguaje de la normativa SB967. Esta propuesta ha sido presentada al gobernador de California para que, con su firma, se convierta finalmente en ley. O sea, pasamos de “siempre sí hay consentimiento” al “no lo hay nunca, a menos que ella diga expresamente que sí”. Más aún, pasamos del “siempre hay consentimiento y si no lo hay nos importa un bledo porque la culpa es de ella de todas formas” al “no lo hay nunca a menos de que la mujer diga bien claro que sí, de lo contrario es una violación”. El lenguaje de la propuesta añade que el consentimiento debe existir durante la duración del acto sexual y que la mujer puede cambiar de opinión en cualquier momento. A la normativa ya se la está llamando “Yes Means Yes”, o sea, “Sí significa que sí”.

Personalmente, me parece que ya era hora, y a ver cuando se extiende esta propuesta al mundo entero.

Me parece que tal propuesta puede ser eficaz, entre otras cosas porque en cierta forma amplía el concepto de lo que es una violación, al quitar la violencia, la sangre (que muchas personas asocian con una “verdadera violación”) del acto. El coaccionar a una mujer a tener relaciones sexuales no deseadas es una violación.  El tener relaciones sexuales con una mujer dormida o borracha es una violación, aunque no haya violencia de por medio. En todas estas situaciones no ha habido consentimiento, por lo tanto, estamos hablando de violaciones.

No hace falta añadir que muchos grupos pro-hombres están que trinan con la ley. Ya se han echado las manos a la cabeza con la cantidad de casos de denuncias falsas, según ellos, que esta ley va a causar. En realidad, los derechos de las mujeres les da igual, lo que quieren es preservar el derecho de los hombres a seguir violando con impunidad. Otras personas, sin ser especialmente machistas, también operan bajo los mandatos de la cultura de la violación, y ya han dicho que el tener que asegurarse previamente del consentimiento de la otra parte resta sensualidad, espontaneidad al acto. Lo cual es una verdadera estupidez, ya que el asegurarte de que la otra persona realmente quiere tener relaciones contigo debería ser primordial, excepto, claro está, en un mundo patriarcal en el que los deseos de la mujer no son realmente importantes.

Ya puedes ver #ElTrendelaLibertad desde tu sofá

Pongo esto aquí porque sé que tengo seguidoras/es desde el extranjero. Aquí está el vídeo de la película/ documental sobre El Tren de la Libertad. Y abajo voy a mencionar en inglés que está subtitulada. Que lo disfruteis!

The documentary El Tren de la Libertad is now available for your viewing pleasure and it even has English-language subtitles. See below. Enjoy!

[vimeo http://vimeo.com/102124953]

Aborto en El Salvador: La caza de brujas en tiempos modernos

Ahora mismo, en El Salvador, 17 mujeres están cumpliendo una larga condena, acusadas de homicidio, tras haber sido denunciadas en hospitales públicos, donde acabaron por una interrupción de embarazo o complicaciones varias (las cuales pueden suceder en embarazos que no han tenido seguimiento médico).

Las-17 (1)Leo con estupor que en este país, donde el aborto está terminantemente prohibido desde que la ley fue cambiada en 1998, hay mujeres que prefieren morir de complicaciones médicas durante un embarazo que acabar en un hospital público donde se las pueda denunciar e ir de allí directamente a la cárcel. Así es: Las 17 mujeres que he mencionado arriba están cumpliendo condena de 30 a 40 años; de hecho 129 mujeres han sido procesadas en ese país por abortos entre 2000 y 2011.

El aborto en El Salvador es la caza de brujas del siglo XXI y es una muestra de los niveles de ensañamiento con la mujer que esta dispuesto a llegar un sistema patriarcal y machista. La situación, la cual es patrocinada por el estado de ese país, es la siguiente:
-Se niega a las mujeres atención médica adecuada durante el embarazo
-Se establece un sistema judicial para procesar, denunciar cualquier actividad sospechosa
-Los juicios son procedimientos legales injustos (sin pruebas contra las acusadas) que criminalizan a las mujeres, donde se cambia legalmente el crimen del que se les acusa, de aborto a homicidio (ya que éste tiene una pena más larga)

Las mujeres castigadas suelen ser solteras, pobres, o sea, vulnerables e indefensas. Su castigo es usado por un sistema patriarcal con fines ejemplarizantes hacia la ciudadanía, para controlar y oprimir la sexualidad femenina y es una clara violación de los derechos humanos de las mujeres. Es también discriminatoria hacia mujeres pobres, ya que las ricas tienen acceso a abortos en hospitales privados, sin ninguna consecuencia punitiva.

La situación en El Salvador saltó a los medios internacionales el año pasado cuando una mujer quiso abortar un feto sin cerebro, el cual ponía en peligro su propia vida y aunque al principio se le denegó ese derecho, pudo por fin recibir una cesárea y abortar, gracias a la intervención de muchas organizaciones. A pesar de ese caso puntual con buen final, el aborto sigue sin ser permitido. 

La situación en El Salvador es espeluznante, pero por desgracia no es la única. En las Américas, el aborto está prohibido en Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Chile. Y en general, se puede decir que hay una tendencia mundial a limitar a las mujeres libertad sobre sus propios cuerpos y a criminalizarlas. Mientras en España estamos al borde del precipicio por culpa de Gallardón, en EEUU (donde en teoría el aborto a nivel federal es legal) ya se ha metido en la cárcel a la primera mujer embarazada por consumir drogas.

Se ha lanzado una campaña de solidaridad internacional, la cual exige justicia para estas 17 mujeres. Se llama Una flor para las 17. No dejemos que sus vidas se marchiten”.
Video de la campaña: http://vimeo.com/90604733
Hashtag en Twitter:  #LibertadAlas17 y #17MujeresCondenadas #IndultoYa

Carol Rossetti y Tatyana Fazlalizadeh: Arte que empodera a mujeres

Hay dos artistas que se han hecho famosas últimamente por su arte feminista: La brasileña Carol Rossetti y la norteamericana Tatyana Fazlalizadeh. Cada una a su manera  (Rossetti habla a las mujeres y Fazlalizadeh a los hombres) su arte empodera a las mujeres.
Rossetti hace pinturas que tratan asuntos como los roles de género, el aborto, el aspecto de las mujeres, mientras anima a mujeres a tener una visión positiva de sus cuerpos, ignorar roles impuestos por la sociedad en cuanto a la edad, el género, la raza etc. Rossetti dijo en una entrevista a CNN que solo quería practicar su arte y se le ocurrió colgar sus pinturas en los medios sociales, pero que muy pronto (para su sorpresa) se empezaron a compartir sus pinturas por internet. El texto era al principio en portugués, y ahora tiene voluntarixs que le ayudan con las traducciones. Aquí teneis dos muestras del arte de Rossetti. Para más info, y para ver más de sus pinturas, esta es su página en Facebook.
carol three Carol-Rosetti-3

Comparado con Rossetti, el arte de Tatyana Fazlalizadeh es bastante menos “positivo” si se quiere usar esa palabra, pero, en mi opinión, más rompedor. Estoy segura de que el mensaje de Rossetti es necesario, como un recordatorio a todas nosotras de que pasemos de la opinión de los demás. De hecho, lo popular que se ha vuelto demuestra que todas necesitamos oir de vez en cuando que no pasa nada por estar gorda o que tenemos derecho a un aborto legal y seguro. Pero en cierta forma, muchas de nosotras ya sabemos esto.

Quienes tienen que oir nuestro mensaje de indignación son los hombres y es a ellos a quienes Fazlalizadeh se dirige.
Con el título “Deja de decir a las mujeres que sonrían” ha hecho una serie de posters y los ha distribuido por varias ciudades norteamericanas. El mensaje es claro: Luchar contra el acoso sexual que muchas mujeres sufren/ sufrimos en la calle. Los posters sacan a la mujer con actitud desafiante y recuerdan a los hombres que las mujeres no estamos en la calle para su entretenimiento, que las mujeres no tenemos la obligación de mantener una conversación o ocupar nuestro tiempo con ningun hombre, si no queremos, que las mujeres somos personas, no solo cuerpos y que nuestra ropa no es una invitación a que se nos acose. Fazlalizadeh ha explicado que ella, como muchas mujeres, ha sufrido acoso en la calle, y hasta hace poco, no consideraba que fuera acosada, simplemente pensaba que era algo que los hombres hacían y que a las mujeres nos tocaba sufrir. No fué hasta que encontró la website http://www.ihollaback.org, la cual es un proyecto por internet para acabar con el acoso en las calles, que empezó a tener conciencia de lo que le estaba pasando.
La website de Tatyana Fazlalizadeh está aquí.
stop telling women