Las mujeres andamos por donde nos da la gana, faltaría más

Esta señora de la foto se llamaba Ivania Zayas, y era una famosa cantante puertoriqueña. El 8 de febrero, de madrugada mientras caminaba cerca de su casa y cruzaba una calle, fué atropellada por un coche el cual se dió a la fuga. Tras este accidente, Ivania falleció.
Snap 2015-02-15 at 21.20.17El momento machista llegó cuando un agente de la policía local llamado Félix Bauzó, durante una rueda de prensa hace el siguiente comentario “Tenemos que investigar qué hacía una dama a esa hora cruzando esa avenida”. Y añade “No es usual que una dama a la una de la madrugada esté cruzando sola esa avenida“. Y lo suelta y se queda tan ancho.
Las que no se quedaron anchas fueron las mujeres puertoriqueñas, a las cuales les pareció -y con razón- que el comentario del agente, fué un poco, dígamos, un mucho machista. Vamos, que estaba críticando a la fallecida y casi justificando el accidente que sufrió y acabó con su vida.
Las acciones de repulsa a tal comentario no se hicieron esperar y se dirigieron a Twitter, donde muchas mujeres subieron fotos de ellas mismas caminando en la calle a solas con el hashtag #andandolacallesola.

¿Que importa que estuviera haciendo Ivania Zayas a la una de la madrugada en la calle? Absolutamente nada. ¿Qué tiene que ver con el accidente? Pues lo mismo, nada de nada. ¿Es qué solo los accidentes ocurren en plena luz del día? Pues no, ocurren a todas horas. ¿Como sabe el agente Bauzó que realmente no es normal que las mujeres caminen por la calle a la una de la mañana? ¿O se refería este tipo a las mujeres “decentes” y no las “otras”?

Me imagino que el señor Bauzó fliparía al ver la respuesta de las mujeres de la zona, pero es que las mujeres estamos hartas de oir comentarios semejantes cuando hemos sido las víctimas. De hecho, su comentario es lo que siempre se dice cuando las mujeres hemos sufrido una violación. Estamos un poco hartas de que se nos trate de sospechosas, de que se cuestionen nuestras acciones y no las de las personas que nos hacen daño. Ya está bien.
Si Ivania hubiese sido un hombre, ¿habría hecho Bauzó tal comentario? NO. Hubiera dicho que el accidente es lamentable, y que están buscando a la persona que causó el accidente, pero no se le hubiera ocurrido sugerir que la víctima estaba haciendo algo sospechoso que hubiera podido provocar su propia muerte.
A ver si el patriarcado se entera de una vez. Las mujeres ocupamos nuestro espacio en la esfera pública y caminamos a todas horas porque tenemos que hacerlo, porque nos gusta y porque nos da la gana.

Foto, pantallazo de vídeo en YouTube de Ivania Zayas

Melina, Málaga y la cultura de la violación

La cultura de la violación existe, por mucho que les pese a los machistas que insisten en que no (y me refiero a los últimos acontecimientos referentes a la violación en Málaga). Lo que narro a continuacion tiene bastante que ver con la violacion (o, según insiste el patriarcado, “falsa violacion”) en Malaga:

En Buenos Aires, Argentina, una chica de 17 años llamada Melina Romero desapareció el pasado 24 de agosto. Hubieron conjeturas y búsquedas las cuales ya han terminado con el fin de esta historia. Pero antes que se supiera el desenlace, la misma desaparecida no se libró de que el periodico Clarín hiciera una critica realmente asquerosa con su persona, la cual, recordemos era una chica joven, una menor. Aquí teneis el articulo al que me refiero, “Una fanática de los boliches que revolucionesfeministas blogabandonó la secundaria” era esta chica, segun Clarín. El artículo dice que provenia de una familia rota, y que le gustaba ir de fiesta (algo muy raro para la gente joven, según este periódico), y, naturalmente, que ya habia desaparecido antes (o sea, que esto no era nada nuevo). Vamos, en resumen, que era una puta y que se merecía lo que le pasara. y lo que le ha pasado es que la asesinaron un grupo de chicos. No quiso participar en una “fiesta sexual” (o sea, que los asesinos querían violarla) y al querer marcharse la drogaron, la violaron de todas formas y la asesinaron a golpes

La violación existe. La cultura de la violación (que, entre otras cosas, ha culpado a la victima en estos dos casos, el de Málaga y el de Argentina) también. Es la misma cultura de la violación que disculpa a los violadores (ya estoy leyendo que los asesinos estaban cegados por las drogas, pobrecitos).

En el caso malagueño, yo sigo pensando que sí hubo violación y que la víctima ante la presión prefirió cambiar su historia antes de enfrentarse al revivir su historia y su caso. No es sorprendente, justo después de salir el caso a la luz la opinión pública ya la había condenado a ella y perdonado a ellos. Y en este caso argentino, ya sabemos como termina.

Afortunadamente, hay algunas voces que se han escandalizado del trato de Clarín hacia esta chica.

Para quejaros a Clarín, haced click aquí. Personalmente, espero que la familia denuncie a este periodicucho y que haya justicia para Melina.

Violadores y más violadores por todos lados

Iba a hacer este post sobre las emigrantes que son violadas de camino a EEUU. Han salido cifras hace poco, las cuales sugieren (y digo sugerir porque no se sabe exactamente el número) que aproximadamente 80% de ellas son víctimas de violaciones, según cifras recientes. La violación es, de hecho, tan frecuente, que muchas de ellas lo esperan y se preparan con anticonceptivos para no acabar, encima, con un embarazo.
Iba a contar que los números más oficiales (60%) que se tenían hasta hace poco eran de Amnistía Internacional, pero que según parece, la situacion es bastante peor. Y peor se va a poner, ya que la edad de las emigrantes sigue bajando y hay cada vez más niñas, más menores haciendo ese camino desde El Salvador, Honduras o Guatemala hacia el norte.
Iba a escribir que la mayoría de las victimas no denuncian por verguenza, por culpabilidad y por miedo a ser deportadas, cosa que los violadores saben muy bien.

2115727813_184f759479_oHe decidido dar un poco la vuelta a esta historia y hablar de los violadores. Ellos son miembros de pandillas violentas de zonas donde los y las emigrantes se mueven, pero sobre todo son otros emigrantes, traficantes de emigrantes (coyotes) o funcionarios que trabajan en la frontera o en aduanas. O sea, hombres que están pasando por la misma situación que ellas, hombres que han sido pagados para llevarlas a la frontera o empleados del sector público cuyo trabajo es controlar el trafico de drogas y personas entre EEUU y México.

Lo que tienen en comun estos cabrones es el aprovecharse de la suma vulnerabilidad en la que se encuentran estas mujeres y niñas. Sus compañeros de “lucha”, arriesgan su vida igual que ellas para encontrar una vida mejor. Una situación de completa desesperación los empuja a emprender un camino lleno de penalidades hacia Estados Unidos. Hay riesgo de ser disparado por la policía fronteriza, de ser detenido y deportado, y de ser raptado por pandillas que trafican drogas y personas. Pero el patriarcado, por muy brutal que sea con los hombres, con las mujeres es todavía peor, ya que a todos estos riesgos se le tiene que añadir la violación y también la prostitución (muchas mujeres acaban siendo prostituídas por coyotes y pandillas en ciudades fronterizas). Es simplemente horripilante que estos hombres, los cuales supuestamente están buscando una vida mejor, sean capaces de volverse en contra de sus compañeras y violarlas. 
Muchos funcionarios que trabajan en las fronteras cooperan con traficantes de personas y drogas. La complicidad entre las dos partes, hecha posible por altos niveles de corrupción, coloca a mujeres y niñas en una situación de extremo peligro. Es totalmente imposible que las victimas puedan luchar contra este frente común y de esta forma los violadores (coyotes y fucionarios) actúan con impunidad. Según un informe de Amnistia Internacional, en el otoño-invierno de 2008, 9.758 emigrantes fueron raptados. De este total, 157 mujeres fueron raptadas, dos asesinadas y otras fueron violadas. 91% de los y las emigrantes dijeron que los funcionarios de la frontera eran responsables del rapto. Una de las mujeres fué obligada a quedarse con el “jefe” de la banda como “trofeo”. Es repugnante que hayan tantos hombres dispuestos a convertir una situación muy desesperada en otra de mucho más sufrimiento y que al mirar a una mujer o una niña solo vean un cuerpo para violar y para que otros hombres violen (prostitución).
En resumen, para muchos hombres, el camino de la pobreza a la “tierra prometida” puede acabar en una fosa o en una cárcel. Para muchas mujeres hay este riesgo y otro añadido: el de la violación.

Foto, Flickr

La era del teleaborto

El hecho es que el aborto es ilegal en muchas partes del mundo y en otras donde lo sigue siendo hay riesgo de que las cosas cambien para peor, (como en EEUU y España, por ejemplo). La decisión sobre abortar o no, debería concernir solamente a las mujeres, pero como vivimos en un sistema patriarcal que no nos otorga a nosotras la libertad sobre nuestros cuerpos, los hombres se han erigido como los árbitros morales y carceleros, por medio de leyes injustas y contando con el apoyo de instituciones misóginas como las elites eclesiásticas y gobiernos más pro-fetos que pro-personas.
perchaCon este panorama, hay otros métodos que existen para que las mujeres puedan abortar, y son a distancia. Por un lado, la doctora y activista Rebecca Gomperts creó hace años la organización Women on Waves, la cual consiste en fletar un barco, y así, en aguas internacionales y dado el hecho de que al ser el barco holandés está protegido por las leyes de ese país, poder dirigirse más cerca de las mujeres que necesitan ayuda. Women on Waves da píldoras de mifepristona y misoprostol (o sea, abortivas)a mujeres de países donde el aborto es ilegal, y también procura otros servicios como información sobre anticoncepción, tests de embarazo, ecografías. O sea, servicios que países que se preocupan de las mujeres deberían proveer, pero no lo hacen o no del todo. Gomperts ha creado otro servicio parecido, pero esta vez es por internet. La website Women on Web envía por correo píldoras abortivas a mujeres que la necesitan, tras hacer una consulta por medio de su website. Womenonweb.org invita a mujeres que han abortado a incluir su historia en la website, para normalizar el aborto, quitar el estigma y desdramatizarlo. El obtener la medicina necesaria para abortar es un proceso complejo, ya que estamos hablando de lugares a los al patriarcado intenso tienes que añadir una infraestructura pobre, lo cual dificulta que las mujeres que piden las pastillas a veces las puedan conseguir; burocracia, políticas anti-mujer y un mal sistema postal complica mucho las cosas para mujeres desesperadas. La situación, como comenté al principio de este artículo, está empeorando en países como EEUU, donde, a pesar de que a nivel federal el aborto es legal, a nivel estatal grupos pro-feto están luchando por y logrando el cerrar clínicas. En ese país las organizaciones fundadas por Gomprets no funcionan, ya que en teoría son solamente para naciones donde el aborto es ilegal, pero en la práctica, muchas mujeres se encuentran con cada vez menos opciones para abortar, ya que más y más clínicas se están cerrando, lo cual ha hecho que organizaciones que administran abortos legales, como Planned Parenthood se planteen la “telemedicina” o “teleaborto”, en el cual un doctor o doctora ve a la paciente por webcam y prescribe misoprostol. Ya se han hecho experimentos con este sistema y por lo visto han ido bien. Muchas otras mujeres estadounidenses de hecho cruzan la frontera y obtienen misoprostol en México, donde se puede comprar legalmente. Una búsqueda rápida por Google de misoprostol y mifepristona da montones de resultados, aprovechando la demanda de abortos mundial; según parece 21.6 millones de abortos ‘no seguros’ se hicieron en todo el mundo en 2008, dice la Organización Mundial de la Salud. En general, organizaciones sanitarias consideran que estas pastillas, si son usadas correctamente dan buenos resultados y el riesgo es pequeño. El problema es que parece que este mercado “negro” de pastillas por internet no está muy regulado, de hecho casi recuerda un poco a la práctica de los abortos ilegales hechos a escondidas, que la mujer sola y desamparada debe hacer, sin asistencia, y que, aunque los riesgos son pequeños, existen. Mirando la situación con ojos feministas, viendo que hay tal demanda por abortos, y que tantísimas mujeres hacen prácticamente de todo para poder obtener ayuda de la manera más segura y más fiable posible (para, entre otras cosas, no perder la vida), es realmente fundamental que los gobiernos legalicen el aborto, y que las mujeres no tengan que recurrir a que les envíen píldoras desde la otra esquina del mundo, por no mencionar el tener que afrontarse a un aborto completamente solas, ya que la posibilidad de que te encarcelen por sospecha de aborto o complicaciones de embarazo existe en según qué países. Estas son medidas desesperadas que toman mujeres desesperadas. Que este mercado negro exista, que tantas mujeres tengan que hacer malabarismos o perder la vida abortando, y que tantos gobiernos sean cómplices de esta situación es realmente repugnante. Aborto libre, en el mundo entero, ya!

Bolivia: ¡Machistas, fuera de las listas!

¿Qué tienen en común los candidatos a la presidencia boliviana, Evo Morales y Samuel Doria Medina? El machismo, como no podía ser otra cosa. Estos dos políticos tendrán una ideología opuesta, pero hay algo que los une, y esto es su misoginia. 
machistas de izquierdaLas mujeres bolivianas (y algunos hombres) se han estado manifestando ante comentarios machistas de los dos candidatos, que se han filtrado a los medios. Las consignas son “machistas fuera de las listas” y “voto castigo”, un intento de llamar la atencion al publico en plena campaña electoral (las elecciones seran el 12 de octubre) a que no dejen de pasar por alto el machismo, en este pais con altos niveles de violencia machista.
Según parece, el presidente del país andino ha dicho hace poco que a algunas mujeres les gusta que se las maltrate, y no es la primera vez que hace comentarios y “bromas” denigrantes hacia la mujer. 
Por otro lado, se han filtrado amenazas del candidato Doria Medina, en el cual amenaza a la pareja de un político de su partido, quien ha sido acusado de violencia de género. Y hay más, el candidato a senador Ciro Zabala dijo hace poco que es necesario educar bien a las mujeres para que no sean violadas, comentario que fué luego disculpado en cierta forma por Evo Morales.

Organizaciones de defensa de las mujeres se han pronunciado, lamentando comentarios misóginos, hechos precisamente por personas elegidas para dirigir la política del país. La verdad es que si los dirigientes (suelen ser hombres) piensan de esta forma sobre las mujeres, ¿que posibilidades tenemos de que nos protejan? 
Recientemente, han salido a la luz unas cifras preocupantes en Bolivia, 59 femicidios en lo que llevamos de año. Por eso los comentarios de personas que se supone que van a dirigir ese país se tienen que tomar con la máxima seriedad.
Para apoyar y saber más:
https://www.facebook.com/fueradelalista

Edita Guerrero: #machismomata en Perú

Edita GuerreroEl caso del fallecimiento Edita Guerrero, una cantante del género  “Cumbia Peruana” y fundadora del grupo de música Corazón Serrano ha mantenido en vilo a Perú desde que se anunciara el fallecimiento de esta popular artista.

La página de Wikipedia pone que Edita Guerrero “Falleció el 1 de marzo del año 2014 a la edad de 30 años luego de haber sufrido un aneurisma y posterior muerte cerebral”. Sin embargo, según parece la autopsia ha encontrado 36 lesiones en el cuerpo de Guerrero y los indicios apuntan a que estamos frente a un caso de femicidio, causado en este caso por el viudo, el cual se ha dado a la fuga debido a una orden de detención. En este caso, no “falleció” sino que fué asesinada.

El caso, como digo, ha sacudido la opinión pública del país andino, el cual prefiere mantener el asunto de la violencia de genero como algo privado.

Según leo en un informe del Ministerio de la Mujer y las Poblaciones Vulnerables en Perú se cometieron 282 casos de femicidios en 2013. 47.61% de la violencia de género es cometida por una persona del entorno intimo de la víctima y en 53% de los casos, el asesino está bajo investigación, pero no en la cárcel.

Teniendo todo esto en cuenta, no es de extrañar la entrada de Wikipedia de Edita Guerrero y el hecho de que se siga negando que fue víctima de la violencia de género, y tampoco que la familia de la asesinada dice perdonar al asesino. Tampoco es dificil de explicar porqué, hablando sobre este caso en los medios sociales, por una persona que habla de femicidio, varias insisten en llamarlo fallecimiento.

Mientras tanto, una mujer de 30 años, cuyo asesinato se podría haber prevenido, igual que el de otras tantas mujeres en Perú y en el mundo entero, ya no existe.

Aborto en El Salvador: La caza de brujas en tiempos modernos

Ahora mismo, en El Salvador, 17 mujeres están cumpliendo una larga condena, acusadas de homicidio, tras haber sido denunciadas en hospitales públicos, donde acabaron por una interrupción de embarazo o complicaciones varias (las cuales pueden suceder en embarazos que no han tenido seguimiento médico).

Las-17 (1)Leo con estupor que en este país, donde el aborto está terminantemente prohibido desde que la ley fue cambiada en 1998, hay mujeres que prefieren morir de complicaciones médicas durante un embarazo que acabar en un hospital público donde se las pueda denunciar e ir de allí directamente a la cárcel. Así es: Las 17 mujeres que he mencionado arriba están cumpliendo condena de 30 a 40 años; de hecho 129 mujeres han sido procesadas en ese país por abortos entre 2000 y 2011.

El aborto en El Salvador es la caza de brujas del siglo XXI y es una muestra de los niveles de ensañamiento con la mujer que esta dispuesto a llegar un sistema patriarcal y machista. La situación, la cual es patrocinada por el estado de ese país, es la siguiente:
-Se niega a las mujeres atención médica adecuada durante el embarazo
-Se establece un sistema judicial para procesar, denunciar cualquier actividad sospechosa
-Los juicios son procedimientos legales injustos (sin pruebas contra las acusadas) que criminalizan a las mujeres, donde se cambia legalmente el crimen del que se les acusa, de aborto a homicidio (ya que éste tiene una pena más larga)

Las mujeres castigadas suelen ser solteras, pobres, o sea, vulnerables e indefensas. Su castigo es usado por un sistema patriarcal con fines ejemplarizantes hacia la ciudadanía, para controlar y oprimir la sexualidad femenina y es una clara violación de los derechos humanos de las mujeres. Es también discriminatoria hacia mujeres pobres, ya que las ricas tienen acceso a abortos en hospitales privados, sin ninguna consecuencia punitiva.

La situación en El Salvador saltó a los medios internacionales el año pasado cuando una mujer quiso abortar un feto sin cerebro, el cual ponía en peligro su propia vida y aunque al principio se le denegó ese derecho, pudo por fin recibir una cesárea y abortar, gracias a la intervención de muchas organizaciones. A pesar de ese caso puntual con buen final, el aborto sigue sin ser permitido. 

La situación en El Salvador es espeluznante, pero por desgracia no es la única. En las Américas, el aborto está prohibido en Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Chile. Y en general, se puede decir que hay una tendencia mundial a limitar a las mujeres libertad sobre sus propios cuerpos y a criminalizarlas. Mientras en España estamos al borde del precipicio por culpa de Gallardón, en EEUU (donde en teoría el aborto a nivel federal es legal) ya se ha metido en la cárcel a la primera mujer embarazada por consumir drogas.

Se ha lanzado una campaña de solidaridad internacional, la cual exige justicia para estas 17 mujeres. Se llama Una flor para las 17. No dejemos que sus vidas se marchiten”.
Video de la campaña: http://vimeo.com/90604733
Hashtag en Twitter:  #LibertadAlas17 y #17MujeresCondenadas #IndultoYa

Firmá una campaña de márketing

Desde hace unos días he estado viendo en algunos perfiles de Facebook y en las noticias, una “iniciativa” llamada “Firmá una teta” en la cual se invita a firmar digitalmente un escote, para ayudar a luchar contra el cáncer de mama.

firma teta Inmediatamente me puse en alerta por dos cosas:

-Imagen cosificada y sexualizada de la mujer (escotazo)

-Lazo rosa (los lazos rosas son una campaña de márketing de muchas empresas que ganan mucho dinero aparentando que quieren luchar contra el cáncer de pecho cuando en realidad lo que hacen es ganar dinero)

Visité la website de la ONG que está detrás de esta iniciativa, la cual se llama MACMA (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama) y está en Argentina, buscando información específica sobre el objetivo de estas firmas. La website de “Firmá” incluye una “Declaración de los Derechos de la Mujer en Latinoamerica en Materia de Cancer” y dice que las firmas “ayudan a llamar la atención”, lo cual ciertamente ha hecho, ya que montones de gente han participado y diseminado la campaña en medios sociales y hasta Univisión, la poderosa cadena de TV les ha hecho publicidad.

Pero para mí esto no basta, yo quería saber si se presentarían las firmas a dirigentes del gobiernos en lo referente a la salud, o si habrían manifestaciones, o si, esto se trata solamente de una campaña de publicidad para dirigir más visitas y atención, no a la causa, si no a la ONG y a su agencia de publicidad. Sospechando lo segundo, (despues de todo, el márketing es lo mío) mandé un email a MACMA y recibí la siguiente respuesta de la presidenta de la organización:

Los 2.000.000 de firmas que hemos conseguido nos da un enorme respaldo para que nos escuchen en Ministerio de salud y quienes tienen en sus manos la posibilidad de producir cambios en políticas públicas.”

O sea, que esto es márketing puro y duro, igual que tantísimas compañías que se ponen el lacito rosa y organizan eventos, y hablan de empoderar a las mujeres, mientras venden productos tóxicos y se lucran.

Tengo que añadir que flipé bastante cuando ví algunas amigas feministas dándole al “me gusta” a dicha campaña sin pensárselo dos veces. Ciertamente yo también he participado en alguna que otra petición sin ahondar en la causa pero aún así, el uso tan obvio del cuerpo de la mujer, creo yo que debería haber lanzado campanas de alarma en nuestra conciencia feminista. O tal vez, estamos tan hartas de ver tetas por todos lados que ya ni nos damos cuenta.

En cuanto a la campaña de márketing de “Firmá” (que de esto se trata), esto es lo que tengo que decir:
“If your product was any good, you wouldn’t need sexism to sell it. O sea, “Si tu producto fuera tan bueno, no necesitarías sexismo para venderlo”

El sexismo nunca ha empoderado ni empoderará a las mujeres.
if your product

 

Son empoderadores, los “selfies”?

Un “selfie” es un “autorretrato” hecho con un móvil para mostrar el aspecto de la persona, y el cual será subido a algun medio social, (Facebook, o Tumblr, o algun blog). La palabra viene de “self” o sea, “uno/a mismo/a”, y últimamente, debido a que el acto en sí y el término se han vuelto tan omnipresentes en la sociedad norteamericana (y yo diría en el resto del mundo) el Diccionario Oxford la ha declarado “Palabra del Año” en 2013. De hecho, se habla ya del “fenómeno de los selfies”. En la aplicación para móvil Instagram, es posible admirar cientos de miles autorretratos si se introduce la etiqueta #selfie o #selfies en el buscador, igual que en el medio social Twitter. Un “selfie” no es una foto muy elaborada, si no una muestra de lo que la persona está haciendo en ese momento, un retrato que refleja un instante. En teoría mucha gente posa y saca fotos constantemente, y ciertamente, antes de que los móviles existieran, en otros tiempos, artistas como Rembrandt, Warhol o Kahlo se expresaron a sí mismxs haciendo autorretratos. Fuera de nuestras fronteras hay cada vez más irritación cuando son adolescentes quienes lo hacen, y sobre todo, las chicas. Parte de la razón es que montones de famosos y famosas sacan y postean fotos de si mismxs, así que el gesto se asocia con auto-promoción y se considera el colmo de la arrogancia que las chicas se promocionen a sí mismas, mientras que cuando los chicos lo hacen, se ve perfectamente normal. Este “doble standard” es verdaderamente sexista en sí. Blogs, páginas de organizaciones feministas se han hecho eco del tema y están apareciendo debates y opiniones sobre si el “selfie” empodera a las chicas o si solo se trata de inocente narcisismo sin más consecuencias.

Por un lado, muchas personas piensan que en una sociedad la cual critica el aspecto de las mujeres hasta la saciedad y donde vivimos rodeados de imágenes, fomentadas por los medios y la publicidad, de un ideal de belleza heteropatriarcal, el que mujeres de calle saquen y difundan sus propias fotos es un acto revolucionario, ya que les permite definir por sí mismas lo que la belleza es. Esa visibilidad de mujeres cuyo aspecto no es espectacular, es precisamente lo que empodera. Por otro lado, personas que han sufrido rechazo y marginalización debido a su aspecto consideran un pequeño triunfo, un desafío a la normatividad el sacarse su foto y ponerla por Internet, para que todo el mundo la pueda ver y juzgar.
Por otro, el “atar” la auto-estima de chicas a recibir un “like”, el depender de la opinión de los demás no es nada empoderador, así como tampoco lo es el destacar la apariencia como el único valor importante. El selfie no empodera ni deja de empoderar, es un “síntoma” de que las chicas y mujeres son juzgadas mayoritariamente por su aspecto.

Las multinacionales, aves de rapiña que son en la mayoría, se han apropiado del debate, y ya ha aparecido una campaña de publicidad de la compañía de cosméticos Dove, la cual siguiendo la atención que se mostró hace años con su “Campaña de Belleza Real”, ha lanzado una pequeña película publicitaria. En ella, una fotógrafa profesional pide, en nombre de Dove, que chicas posen con sus madres y saquen autorretratos. Les dice que hacerse un “selfie” es empoderador porque ellas mismas controlan la foto y les anima a mostrar su belleza natural en contraste con la belleza normativa que se ve en todos sitios. En la película se ve como varias mujeres al ver su foto finalmente se dan cuenta de lo guapas que en realidad son, lo cual contribuye a subir su autoestima.
El problema con Dove y su experimento publicitario es que perpetua el hecho de que el valor de las mujeres esté asociado a su aspecto, y de esto no se habla en esta campaña de publicidad. En lugar de ello se sigue insistiendo a las mujeres, igual que hace 10 años, que acepten su cuerpo y su aspecto imperfecto, el cual se puede mejorar gracias precisamente a los productos de Dove. Algunas personas pensarán que la iniciativa de Dove es diferente, pero en realidad, el igualar la belleza con el valor de las mujeres es lo que todas las compañías de cosméticos hacen.

La sociedad patriarcal (en la que Dove participa) juzga y rechaza el aspecto de las mujeres*. La respuesta no debería ser el mostrar por medio de un autorretrato que a pesar de todo somos guapas, si no que deberíamos exigir que nuestro valor como mujeres no vaya ligado a nuestro aspecto, sino al hecho de que somos personas y a las otras cualidades que podamos tener, igual que se hace con los hombres. Eso sí que sería empoderamiento. Mientras tanto, el “selfie” debería verse como lo que es, algo de narcisismo (para chicos y chicas), una forma de auto-expresión y una forma de divertirse.

*El patriarcado es muy retorcido. Primero insulta y denigra a las mujeres por su aspecto (entre otras cosas) y luego las convence de que desnudarse es una forma de empoderamiento. De esta forma, el patriarcado gana dos veces, primero destruye la autoestima de las mujeres, y luego consigue que se desnuden para la mirada masculina. Un ejemplo de esto se puede ver en un reciente proyecto fotográfico el cual ha consistido en el desnudo y pose de 30 mujeres mormonas estadounidenses. La fotógrafa habla de que el proyecto empodera a las mujeres porque a traves de las fotos reivindican su cuerpo como suyo propio y es un reto contra una religión que controla (como todas las religiones) la sexualidad de las mujeres, el cual es un discurso parecido al de Dove. Mientras ciertamente la iniciativa es transgresora teniendo en cuenta que estas mujeres viven bajo un mandato religioso que las considera “pornografía andante” por el hecho de ser mujeres, cuestiono el logro final. No sería más efectivo que estas mujeres abandonaran su religión o por lo menos exigieran más respeto?

“No merezco ser violada”

“No merezco ser violada”

En Brasil, 65.1% de lxs habitantes de ese pais piensa que si una mujer viste “provocativamente” merece ser violada. Las brasileñas se han lanzado a blogs, medios sociales para lanzar el mensaje de que no merecen ser violadas. El link que he puesto arriba es la campaña en Facebook. En Twitter, el hashtag es: #NãoMereçoSerEstuprada.