Publicidad sexista en Zamora: Los libros y el culo

Ojiplática me he quedado al ver el cartel para anunciar la próxima feria del libro en Zamora.

Es 2017, y piensas que las cosas igual mejoran, no en lo referente en violencia machista, que esa lacra sigue adelante, sino, por lo menos, en publicidad sexista, hasta que ves esto.

Señores del Ayuntamiento de Zamora, Asociación de libreros Azal, y otras organizaciones que tengan algo que ver con dicho cartel: Esto se llama publicidad sexista y aparte de ser cutre y rancia, es degradante hacia las mujeres.

Maria Luisa Latorre Rose

No quiero poner foto del cartel, porque me parece degradante hacia las mujeres. En lugar de eso, aquí está una rosa de un pueblo de Inglaterra que visité recientemente, Stow on the Wold

¿Qué es la publicidad sexista? Pues es el usar fotos degradantes y/o sexualizadas de un grupo de personas (mujeres en este caso), o imágenes que fomentan estereotipos de genero para vender un producto. Habrá quien diga que solo es publicidad, pero su efecto es bastante poderoso. Las empresas se gastan mucho dinero en anuncios porque saben que funcionan.

Por un lado tenemos anuncios que reflejan estereotipos de género, en el que ponen a mujeres en roles tradicionales: Amas de casa, ‘lagartas roba-maridos’, la suegra pesada, secretarias, etc. Por otro lado, tenemos publicidad sexualizada; esa donde ponen fotos de mujeres desnudas o semi desnudas, para vender productos los cuales en la mayoria de los casos no tienen nada que ver con lo que se oferta (como en este caso, que me digan a mi que tienen los libros con el trasero de una señora). Estos anuncios reducen la mujer a su sexualidad, a ser un cacho de carne. Se la trata como un objeto a ser consumido, su rol es el de atraer la mirada, sobre todo la masculina. Es cierto que este tipo de publicidad refleja que todavía vivimos en un mundo profundamente patriarcal, pero al mismo tiempo fomentan estos roles recalcitrantes y en mi opinión hasta pueden contribuir a violencia sexista.

¿No saben ustedes que en la actualidad las mujeres son quienes deciden las compras en los hogares, y sobre todo por internet? ¿No se han enterado de que además nosotras leemos mas que ellos? Si fuera a esta feria, me parecería insultante, como mujer, consumidora y lectora, el ver un cartel donde se reduce a una mujer a un culo.

Lean más sobre publicidad sexista aquí y aquí, aprendan, edúquense y colaboren a crear un mundo más igualitario.

La publicidad feminista no existe

La publicidad “feminista” ha estado en las noticias en EEUU otra vez. La marca de cosmética Dove ha creado una línea de jabones y geles de baño, cuyos botes están moldeados como cuerpos femeninos. Los botes no son todos pequeños ni flacos, al estilo de belleza normativa, sino que hay de varios tamaños, para representar y “celebrar” la diversidad de los cuerpos femeninos. Por lo visto, las críticas han llovido y con ellas han llegado también artículos sobre la llamada publicidad feminista.

Para aclararnos: el resto de este artículo voy a llamar a tal cosa publicidad “feministoide”. Me niego a llamarla feminista, porque esos dos términos, como el agua y el aceite, no se mezclan. En otras palabras, no existe tal cosa como la publicidad feminista.

El resto del artículo está aquí.

 

Feminismo Sin Fronteras: Cultura de la violación en Alemania también

Imagínate que sales de fiesta una noche con un grupo de gente. Imagínate que unos días más tarde ves por internet un vídeo en el que tú sales, siendo violada. Y no te acuerdas de nada. Imagínate que denuncias la situación, ya que, aparte de que no recuerdas qué paso y no podías consentir, en el vídeo se te oye diciendo “no” y “para”. Imagínate que no sólo pierdes el juicio y te obligan a pagar 24.000 euros, si no que encima el vídeo sigue en internet y tus violadores están ganando dinero con él y a ellos el sistema judírico les ha impuesto una multa de sólo 1.350 euros.

Esto es lo que está pasando a una modelo y famosa alemana llamada Gina-Lisa Lohfink. La violación fué en Berlin, en 2012. Ella dice que alguien le debió poner algo en su bebida y no recuerda que ocurrió. Unos días más tarde vió el vídeo por internet. El sistema judírico de Berlin ha fallado a favor de sus violadores, y ha sentenciado que ella hizo una acusación falsa. A ella le han puesto una multa (Gina-Lisa dice que prefiere ir a la cárcel que pagar), y está luchando contra este fallo, el cual es una barbaridad, no sólo por lo sexista, si no por el mensaje que lanza a las mujeres alemanas: La víctima es en realidad culpable y todas las mujeres acusamos de forma falsa. La violación no existe, aunque nosotras digamos lo contrario y nuestro derecho a consentir o no, tampoco existe. Esto va a provocar que muchas mujeres no denuncien.
Si esto no es la cultura de la violación, no sé qué es. 

Gina-Lisa se está defendiendo de estos cargos y el 27 de junio es el día en el que la corte decidirá de nuevo si es culpable o no. Para mi, está claro, si ella no ha podido consentir o si no consiente es violación.

Feminismo Sin Fronteras: La #culturadelaviolación era esto

No me apetecía escribir, así que he hecho un vídeo-comentario sobre esta noticia y la cultura de la violación:

Algunos enlaces: “Un alto precio por 20 minutos de acción”: la polémica defensa del padre de un joven violador sentenciado a 6 meses de prisión

El crimen sexual en Stanford que ha generado una ola de indignación universitaria y judicial

Petición para que cesen al juez

Feminismo Sin Fronteras: Museo A la Misoginia

En Londres hay un museo sobre Jack el Destripador* y sus víctimas. Este asesino en serie, el cual asesinó, mutiló y se quitó los órganos (útero, riñones etc) de por lo menos cinco prostitutas hace un siglo, tiene un museo en Londres, donde la gente se puede sacar selfies junto a imágenes hechas en cera de las víctimas, ver fotos de autopsias o leer informes policiales.
Pues sí, como lo leeis. Está en la zona del “East End” e iba a ser un museo dedicado a las mujeres de esa zona, algunas de ellas luchadoras por derechos civiles. Gente pobre, emigrantes de la época. En lugar de eso han abierto un museo a la misoginia. Quienes nos ponemos las gafas violetas (feministas) sabemos muy bien que estos asesinatos en serie, a mujeres pobres, prostitutas a quienes mutilaba, son actos de violencia sexista hechos por una persona que odiaba a las mujeres, lo cual convierte en este museo en algo infame y misógino tambien. Curiosamente, los asesinatos ocurrieron entre 1888 y 1891, cuando el movimiento sufragista en Inglaterra estaba empezando. Coincidencia?

El contexto no hay que olvidarlo: Las mujeres vivimos en un mundo donde la violencia hacia nosotras, por ser mujeres, sigue existiendo. Aqui en Inglaterra y Gales los números oficiales dicen que una en 5 mujeres ha sufrido algún ataque de tipo sexual. Así que un museo que en honor a la violencia sexista, que quereis que os diga, me parece de muy mal gusto.

Cuando salió a la luz lo del museo, se hicieron peticiones y protestas. El museo abrió de todas formas. La persona que estaba detrás de esta barbaridad, un tal Mark Palmer-Edgecumbe, dijo que había planeado hacer un museo de otro tipo, pero le pareció que hacer uno sobre las víctimas de un asesino misógino sería mas interesante.

Por suerte, las mujeres inglesas no se rinden. Cerca de este monumento a la violencia sexista, se ha abierto una especie de galería dedicada a las mujeres del “East End” londinense, una exhibición “como debería haber sido un museo en honor a las mujeres” según dice la website.  Se llama East End Women’s Museum. Para anunciar la galería, nada mejor que un cartel gigante que reza así: “Festeja a las sufragistas, no a los asesinos en serie“, aludiendo claramente al museo de Jack el Destripador.

Ultimas noticias dicen que por lo visto al museo misógino le han denegado unos permisos necesarios para unos carteles. Es de esperar que alguna vez desaparezca y si tenemos en cuenta las numerosas críticas, puede que sea pronto.

*No quiero poner el enlace para no darle publicidad. Si quieres ver la website, busca por Google “Jack the Ripper Museum”.

Feminismo Sin Fronteras: Quien es Maryam Namazie?

Feminismo sin fronteras namazie

“Festival of Ideas”. Namazie es la segunda por la derecha.

Ayer fui a una conferencia en Bristol, Reino Unido, donde ahora vivo. La conferencia era sobre la libertad de expresión. En EEUU y aquí en Reino Unido, se está dando un fenomeno en algunas universidades, lugares donde precisamente la gente va para aprender a pensar de forma crítica. Hay personas que han sido des-invitadas a dar charlas. O sea, que las han invitado y se las ha des-invitado tras haber recibido la universidad quejas de algunos alumnos /as, quienes quieren proteger a otros estudiantes y exigen un “lugar a salvo” (safe spaces), donde nadie tendrá que oir cosas tan ofensivas como que la pornografia no es empoderadora para las mujeres, o el concepto de lo trans desde la perspectiva de la disforia del cuerpo. Muchas de las personas que están recibiendo este tratamiento son mujeres y feministas. A la conferencia de ayer fueron Maryam Namazie, Julie Bindel, Sarah Ditum y Sian Morris, precisamente para hablar de la libertad de expresión, que las universidades dicen respetar y defender, pero que en realidad, en cuanto se trata de ciertos temas, censuran. Hoy quería hablar de la primera conferenciante, Maryam Namazie.

Esta señora nacio en Irán y ha vivido en varias partes del mundo y ahora en Reino Unido. Ella es ex-musulmana y dice que todas las religiones son malas para las personas, pero que ella, por su historial personal se concentra en el Islam, y aquellos gobiernos y personas que usan esa religión para oprimir. Según la información de su blog, Namazie ha trabajado con refugiados etiopes en Sudan hasta que el gobierno pro-Islam tomó el poder. Ha trabajado con numerosas organizaciones como portavoz, como escritora, como miembra del consejo, de organizaciones que están a favor de los derechos de la mujer, del secularismo. Ha escrito tambien numerosos articulos sobre el islamismo, y la libertad de expresión. Por su labor ha recibido premios y reconocimiento internacional.

Sus opiniones han causado la ira de islamistas en Gran Bretaña y en Iran, (la mayoría hombres) los cuales han estado boicoteando sus charlas en universidades por considerar que lo que dice es ofensivo contra el Islam. La acusan de ser islamofoba, sin más. Como he escrito más arriba, ella defiende el secularismo y está en contra de todas las religiones.

El mes de diciembre de 2015, fue invitada a hablar en la universidad de Goldsmith en Londres sobre la apostasía y la blasfemia, y se armó jaleo, con alumnos levantándose en medio de la conferencia y exigiendo que se callara. Despues del evento, la organizacion feminista de la universidad tomó el lado de la organización pro-Islam que estaba detras del rechazo a Namazie. Dijeron que todo el mundo tiene derecho a tener un “lugar a salvo” en una universidad y derecho a que no se le ofenda. Namazie habló de esto ayer, de como muchas organizaciones de izquierdas y liberales, defienden el relativismo cultural y defienden la libertad de expresión de grupos a favor del Islam a costa de la libertad de expresión de ella y de otras personas. También comentó que hay mucha gente que defiende el Islam ya que nadie quiere ser considerado racista, y es cierto que la comunidad musulmana en Reino Unido es una minoría discriminada y mal entendida.

El concepto del “lugar a salvo” me tiene un poco perpleja, creo que es bueno, sobre todo para estudiantes universtarios/as el estar expuestos a otras opiniones y que hay que entender que una cosa es defender una opinión propia, como la de Namazie, y otra cosa es fomentar, instigar la violencia, cosa que ni Namazie, ni las otras panelistas de la conferencia de ayer hacen (Bindel comentó que muchas veces había tenido que debatir sobre derechos homosexuales con personas que discriminan abiertamente a las lesbianas como ella y se lo ha tenido que tragar). Es muy triste que la izquierda, que se supone que apoya el pensamiento progresista, en cuanto se tocan ciertos asuntos (Islam, los derechos de las mujeres) reaccionen de forma tan… convervadora y rancia. Ayer aprendí dos cosas y confirmé otra:

-Hay gente intolerante que quiere callar a otras personas, y son tanto de derechas como de izquierdas
-En la vida mucha gente va a decir cosas que te van a ofender. Más vale que te acostumbres
-No hay nada más peligroso, ni más ofensivo, al final, que una mujer con una opinión

Un pensamiento final: Que una mujer como Namazie, que es oprimida en Iran y en el Islam y que al denunciar la opresión se la considere opresora dice muchas cosas sobre el mundo en que vivimos.

Roosh V: 15 Minutos de Fama de un Misógino

Despues de tanto jaleo mundial por el neo-machista Roosh V (Return of the Kings es su blog, el Retorno de los Reyes), quien amenazaba con quedadas de machirulos en varias ciudades del mundo, las ha cancelado ‘por estar preocupado por la seguridad de los asistentes’. Qué curioso que utilice una expresión que las mujeres siempre usamos cuando nos agobia que nos moleste gentuza como él.
Total, que según se ha sabido, este patético idiota vive en el sótano de la casa que comparte con su madre, y desde allí escribe su blog. Ha estado flipando con la cantidad de tráfico que ha recibido su blog en estos días (cuyo enlace me niego a incluir aquí), lo cual me hace pensar que en realidad no había organizado nada en concreto, ha sido todo una campaña de marketing. Y como las cosas que rebuzna este idiota son tan viles, ha sonado la alarma.

Despues de todo, Roosh V escribe en su blog que las mujeres deberían poder ser violadas legalmente en un entorno privado. Ha admitido en su blog que ha tenido “relaciones sexuales” (vamos, violaciones) con mujeres que no han consentido, ha escrito que las mujeres somos inferiores a los hombres, y aconseja a sus seguidores que se muden a paises pobres donde las mujeres tienen menos derechos y se las puede manipular mas fácilmente para que sean sumisas. Uno de sus posts: “Cinco razones para salir con una chica que tiene un desorden alimenticio”. Así que cuando amenaza con montar tinglados mundiales de machistas, hay que prestar atención, por si acaso.

Lo que más me ha alegrado de todo esto es que haya sonado la alarma, por los medios sociales y de información. Pero esto es lo que pienso: Este capullo no ha hecho más que decir lo que muchos hombres piensan pero no se atreven a decir. Las mujeres vivimos en un sistema patriarcal, y el patriarcado es misógino. Esto es lo verdaderamente preocupante.

Mientras leía sobre Roosh V hace dos días, en los medios británicos saltaron dos noticias: 12 hombres habian recibido sentencias de carcel de 11 años cada uno por violar a una niña de 12, en grupo, aquí en Inglaterra. Y en otros medios ingleses, casi al mismo tiempo, en Croacia, un grupo de violadores han pagado $30,000 para no tener que ir a la cárcel, tras violar en grupo a una chica de 17.  No hace falta que se organicen eventos donde machirulos defienden la legalización de la violación, las mujeres ya vivimos en un mundo donde la cultura de la violación existe.

El cretino misógino Roosh V hace apología de la violencia contra las mujeres, y ahí sigue, en el sótano de su madre enfrente del ordenador. Los 15 minutos de fama mundial que obtuvo gracias a esta campaña de márketing puede que se hayan acabado, pero el sistema que él (y quienes le apoyan) defienden continúa.

De buen rollito, gracias por no violarme, eh?

En la India, donde ultimamente han salido a la luz varios casos violencia de género especialmente brutales (violaciones en grupo y torturas) y otros casos de femicidios, una website de noticias india llamada Mintified ha decidido lanzar una campaña bajo el hashtag #blameonenotall (échale la culpa a uno, no a todos). En tal campaña, se ven a mujeres sosteniendo pancartas con texto escrito en inglés del tipo “No me importa invitar a mi amigo a mi casa, pq confío en él” o “Cuando mi padre y madre no están conmigo, mi tío no me hace sentirme incómoda“. Un texto que acompaña a la página de Facebook dice algo así como que es cierto que las mujeres tienen que aguantar que nos acosen por la calle, que nos manoseen sin previo consentimiento, etc, pero que “generalizar no está bien” ya que no todos los hombres violan. Y añade “Estos posters lo explican muy bien. Estas mujeres dan gracias” Y luego se ven las imágenes que he descrito arriba. La campaña en cuestión ha hecho flipar a muchas mujeres en el mundo mundial, (y con razón) las cuales han dicho que, hostias, ya, encima tenemos que estar agradecidas que no nos violen? Que fuerte, no? O sea:
-Lo que piensen los tíos y que se sientan ofendidos es mucho más importante que el vivir en una sociedad patriarcal donde una chica de 16 años se suicida tras haber sufrido una violación en grupo el mes anterior. En serio. Pobres hombres, cuanto sufren.
-Es cierto que no todos los hombres violan, pero  las mujeres vivimos en una cultura de la violación, en la cual la mayoría de los violadores nunca va a la cárcel, y se echa la culpa a la víctima y a todas las mujeres en general, por no vestirnos lo suficiente, o por caminar por la noche solas, etc, etc.
-Como dijo la feminista Julie Bindel hace tiempo, las mujeres somos el único grupo oprimido del que se espera que ame a su opresor. Cuanta razón tiene.

Tengo muy poca paciencia para este tipo de mierda, la cual no ocurre solamente en la India, pero en todos sitios, porque en todos lugares vivimos las mujeres en un sistema patriarcal y en todos sitios hay femicidios. Joder, que hace unos días asesinaron a una feminista en Estados Unidos. O sea, que hay que considerar el contexto de todo esto. Lo verdaderamente ofensivo no es el decir que la violación es algo tan endémico en este mundo, lo que realmente debería producir rechazo es que este tipo de cosas ocurran.

El patriarcado siempre gana II

Vivimos en unos tiempos de mierda, donde los intereses económicos se anteponen a los derechos humanos, donde paises que dicen llamarse democráticos hacen negocios a escondidas con naciones que oprimen brutalmente a sus ciudadanos y ciudadanas. Y para colmo, cuando una voz solitaria, una mujer (y encima feminista) denuncia esta asquerosidad, se le echa medio mundo encima.

14628481636_da0283163a_zEsto es lo que está pasando en Suecia ahora mismo. Margot Wallström es la ministra sueca de asuntos exteriores (foto, izquierda), la cual ha montado el pollo diplomatico del siglo denunciando públicamente violaciones a los derechos humanos de tres países: Israel, Arabia Saudita y Rusia. Ahí es nada.

Wallström, la cual ha dicho que quiere que la política de exteriores sueca sea feminista, va y reconoce a Palestina como nación e Israel responde diciéndole que ya no es bienvenida allí. Luego va y denuncia el asesinato de Boris Nemtsov. Y por último condena los latigazos en Arabia Saudita al bloguero Raif Badawi, llamando esa accion “medieval”, diciendo que Arabia Saudita es una dictadura y denunciando el tratamiento que se hace a las mujeres.
La ira de Arabia Saudita no se ha hecho esperar y ha desencadenado en una serie de problemas diplomaticos entre los dos países, problemas que se pueden ampliar a otras naciones de Oriente Medio. Tras las denuncias de Wallström, Arabia Saudita consiguió que se cancelara una charla que la ministra iba a dar en la Liga Arabe, a lo que el gobierno sueco respondió cancelando unos acuerdos económicos de los dos países en materia de armamento. Suecia pretendia ser miembro del consejo de seguridad de las Naciones Unidas y necesitaba el apoyo de Arabia Saudita para conseguirlo, y ahora ya no va a poder ser. Y mucha gente le echa la culpa de todo este tinglado a Wallström. Por un lado, varios paises arabes se han manifestado en contra de Suecia (sí, por defender los derechos humanos, o mejor dicho, porque una mujer lo haya hecho), y por otro, el empresariado sueco está que trina pensando en los millones que se pueden perder si aparte de Arabia Saudita otras zonas de Oriente Medio deciden cortar sus relaciones comerciales con Suecia. Afortunadamente, parece que la clase politica en Suecia está intentando más o menos apoyar el limitar acuerdos comerciales con países que no respetan los derechos humanos, así que es posible que no echen a Wallström a los tiburones, como sí se haría en otros lugares. Aun así, el asunto entero es repugnante, y mientras escribo esto recuerdo todas las testas coronadas y no coronadas del mundo mundial haciendo pleitesía en Arabia Saudita hace un par de meses cuando el rey de ese país murió.

Margot, la has liado parda, pero como feminista y como ciudadana de esta mierda de mundo te lo agradezco. Alguien tenía que hacerlo.

Foto, Flickr (SDA, Creative Commons)

¿Y esto que tiene que ver con los derechos de las mujeres?

Ayer, 8 de marzo, volvía yo de un evento en una ciudad cercana. En tal evento (una charla sobre libros y empoderamiento para mujeres) dieron ejemplares gratis de un periódico de tirada nacional, y como sabía que me apetecería leerlo luego en el tren, cogí uno. Cual no sería mi sorpresa al ver en las dos primeras páginas (enteras, además) ocupando dos anuncios patrocinados por una compañía de cosméticos, llamada Benefit. Los anuncios (foto abajo) dicen que si compras unos cosméticos para tus cejas, le darán 100% de lo que vendan a ONGs de mujeres y niñas. Pero tienen que ser específicamente los potingues para las cejas los que compres. Y se echan flores sobre esta iniciativa para “empoderar a las mujeres y niñas en todo el mundo”, “yendo más allá de las tiendas de cosméticos” y bla, bla, bla…
http://laswebsitesdeluisa.com/revolucionesfeministas/Me parece que:
-En lugar de tanto márketing, podrían haber donado el dineral que les ha costado el anuncio. Esto no es más que una campaña de publicidad disfrazada de feminismo.
Es absolutamente obsceno el fomentar el consumismo en un día en que se recuerda (entre otras cosas relacionadas con los derechos de las mujeres) un incendio en una fábrica de camisas en Nueva York, en el cual perecieron 123 mujeres y 23 hombres, en un local en el que se trabajaba en condiciones infrahumanas.

El 8 de marzo es el Día Internacional de las Mujeres, un día en que se celebra y se reconoce la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. El banalizar esta fecha y usarlo para ganar dinero mientras se habla de “empoderamiento” (por no hablar del fomento de la belleza heteropatriarcal) es simplemente asqueroso.