El patriarcado siempre gana II

Vivimos en unos tiempos de mierda, donde los intereses económicos se anteponen a los derechos humanos, donde paises que dicen llamarse democráticos hacen negocios a escondidas con naciones que oprimen brutalmente a sus ciudadanos y ciudadanas. Y para colmo, cuando una voz solitaria, una mujer (y encima feminista) denuncia esta asquerosidad, se le echa medio mundo encima.

14628481636_da0283163a_zEsto es lo que está pasando en Suecia ahora mismo. Margot Wallström es la ministra sueca de asuntos exteriores (foto, izquierda), la cual ha montado el pollo diplomatico del siglo denunciando públicamente violaciones a los derechos humanos de tres países: Israel, Arabia Saudita y Rusia. Ahí es nada.

Wallström, la cual ha dicho que quiere que la política de exteriores sueca sea feminista, va y reconoce a Palestina como nación e Israel responde diciéndole que ya no es bienvenida allí. Luego va y denuncia el asesinato de Boris Nemtsov. Y por último condena los latigazos en Arabia Saudita al bloguero Raif Badawi, llamando esa accion “medieval”, diciendo que Arabia Saudita es una dictadura y denunciando el tratamiento que se hace a las mujeres.
La ira de Arabia Saudita no se ha hecho esperar y ha desencadenado en una serie de problemas diplomaticos entre los dos países, problemas que se pueden ampliar a otras naciones de Oriente Medio. Tras las denuncias de Wallström, Arabia Saudita consiguió que se cancelara una charla que la ministra iba a dar en la Liga Arabe, a lo que el gobierno sueco respondió cancelando unos acuerdos económicos de los dos países en materia de armamento. Suecia pretendia ser miembro del consejo de seguridad de las Naciones Unidas y necesitaba el apoyo de Arabia Saudita para conseguirlo, y ahora ya no va a poder ser. Y mucha gente le echa la culpa de todo este tinglado a Wallström. Por un lado, varios paises arabes se han manifestado en contra de Suecia (sí, por defender los derechos humanos, o mejor dicho, porque una mujer lo haya hecho), y por otro, el empresariado sueco está que trina pensando en los millones que se pueden perder si aparte de Arabia Saudita otras zonas de Oriente Medio deciden cortar sus relaciones comerciales con Suecia. Afortunadamente, parece que la clase politica en Suecia está intentando más o menos apoyar el limitar acuerdos comerciales con países que no respetan los derechos humanos, así que es posible que no echen a Wallström a los tiburones, como sí se haría en otros lugares. Aun así, el asunto entero es repugnante, y mientras escribo esto recuerdo todas las testas coronadas y no coronadas del mundo mundial haciendo pleitesía en Arabia Saudita hace un par de meses cuando el rey de ese país murió.

Margot, la has liado parda, pero como feminista y como ciudadana de esta mierda de mundo te lo agradezco. Alguien tenía que hacerlo.

Foto, Flickr (SDA, Creative Commons)

Feminismo Sin Fronteras: El Mundo Llora por un Pene Abortado

“Empecé a llorar por la maldición que iba a dar al mundo”
Esto es lo que dice una supuesta bloguera feminista estadounidense (“Lana”) para justificar el aborto selectivo de un feto varón. Continua: “No odio a los hombres, odio al patriarcado, en lo que algunos hombres, y también algunas mujeres se convierten. No iba a consentir que mi descendencia fuera así. Con un varón habrían más posibilidades [de que se apoyara al patriarcado], no podía aceptarlo”.

Esta es la noticia que ha estado dando la vuelta al internet del mundo mundial. Está aquí en castellano, aquí en inglés, vamos hasta el Huffington Post  y el periódico británico Telegraph lo han publicado.

La sutil y delicada opinión de los y las comentaristas, tan empáticos ellos y ellas: “Alguien debería dispararla en la cara“, “Debería ser estirilizada a la fuerza“, “Es un demonio“, etc. 

9979134735_a9730777e9_zPor lo que estoy leyendo, la tal “Lana” no existe, es un bulo que se ha estado multiplicando por internet*, por personas indignadas al pensar que el mundo vaya a tener un pene menos caminando por la tierra. (Que el Huffington Post, el Telegraph y otros periódicos se hagan eco del bulo da que pensar, la verdad)

No sé si es un bulo o verdad, pero las opiniones machistas sí que son reales.
Y a tales comentarios neardentales me gustaría responder:
1-Dudo mucho que esta historia sea verdad, y que pueda abortar en el segundo trimestre con la que está cayendo en EEUU respecto al aborto (por si no lo sabeis, el contingente pro-feto está cerrando clínicas donde se pueden hacer abortos seguros)
2-Es su cuerpo y ella decide
3-Tanto jaleo por el aborto de un pene. ¿Y que pasa con los miles de abortos selectivos de fetos niñas? ¿Donde está la indignación?
4-Es su cuerpo y ella decide. ¿No os queda claro? Pos otra vez:
5-ES SU CUERPO Y ELLA DECIDE

Foto, Barbara Boyero en Flickr.

*Veo que un colectivo neo-machista a favor de la custodia compartida está repitiendo la noticia. No me extrañaría que fuera un bulo para desprestigiar el feminismo.

Un regalo para los misóginos del mundo mundial

A muchas de mis lectoras, como feministas que sois, os suena la historia de esta estudiante de la prestigiosa universidad de Columbia (en EEUU), llamada Emma Sulkowicz, la cual ha acusado a otro estudiante, llamado Paul Nungesser (con el que tenía una relación que había sido sexual un par de veces) de haberla violado. Ella explicó a la universidad en su momento que lNungesser la sujetó por las muñecas y la obligó a tener sexo anal a pesar de que ella se negó.

Snap 2015-02-04 at 22.25.54

Sulkowicz, una estudiante de arte, decidió en sumomento, que como la universidad no ha hecho gran cosa por defenderla (la uni dijo “falta de pruebas” a pesar de que otras estudiantes habían acusado a Nungesser de violencia y acoso) y de hecho el violador sigue yendo a clases, que iba a convertir su lucha en un proyecto artístico y cargar con un colchón a todo sitios. El colchón se ha convertido así en un símbolo de la “carga” de esta situación, la cual la lleva ella. Así somos las mujeres, en lugar de ser violentas como el patriarcado es con nosotras, convertimos violaciones en proyectos de arte.

Total, que ahora su violador ha hablado y su relato se ha convertido en un regalo para todos los misóginos del mundo entero: No solo es majo y está sufriendo con esta situación (pobrecito), sino que ha presentado la conversación por Facebook que tuvo con Sulkowicz tras la violación (donde se muestra que tras la violación ella quería hablar con él) y ha dicho que de hecho él fué educado como feminista.

La crucifixión de Sulkowicz ha empezado: Si antes la tomaban por loca por lo del colchón, y por una puta, ahora ya abiertamente la acusan de ser una mentirosa y querer “arruinar” la reputación de un buen estudiante. 
Pongámonos nuestras gafas feministas y veamos:

  • Nungesser (el violador) no está sufriendo ni su reputación tampoco: Sigue yendo a clases tan tranquilamente, en lugar de estar en la cárcel
  • Muchas víctimas de violaciones tras el hecho siguen teniendo relaciones con el violador (por ejemplo, mujeres que han sido violadas por su marido o novio)
  • Que Sulkowicz haya tenido relaciones con su violador un par de veces no quiere decir que haya consentido a tener sexo una tercera vez. Si ella dice que no hubo consentimiento, es una violación
  • La mayoría de las violaciones tienen lugar por hombres que conocen a su víctima. Lo del mito del violador que acecha a la desconocida desde la oscuridad ocurre, pero lo otro ocurre más a menudo
  • Muchas víctimas están traumatizadas y se toman su tiempo para denunciarlo. Algunas tardan días, otras años, muchas no denuncian nunca

Todo esto demuestra que, como ya he dicho alguna que otra vez, se reduce todo al consentimiento de la mujer, el cual al sistema patriarcal, y a muchos hombres no les importa o se ignora. Es obvio que en EEUU y en el resto del mundo hace falta todavía más empatía hacia las víctimas en lugar de tanta penita por la reputación del violador y sobre todo, más conocimiento sobre lo que es una violación y no es. Si la mujer dice que no, es que no.

Imagen, pantallazo de YouTube.
Aquí está un vídeo de Sulkowicz (en inglés) explicando la razón de llevar un colchón con ella a todas partes

La vida en el patriarcado: Un pasito p’alante, otro p’atrás

Tal es la vida bajo el sistema patriarcal. Parece que has conseguido algo, que has llegado a algún sitio y enseguida un retroceso, para darnos cuenta de que, despues de todo vivimos bajo un estado que discrimina a las mujeres.
Dos noticias acabo de leer, una buena y esperanzadora y otra mala.
Primero, la buena noticia:
Reino Unido: Por fin el periódico británico The Sun ha dejado de poner fotos de modelos con el pecho al aire en su famosa página 3. Aquí puse una entrada sobre este asunto. No está todo ganado, aunque las fotos no serán de mujeres en topless, las cubrirán con bikini. O sea, que aunque han bajado un poco el volumen, la cosificación de las mujeres continúa. A ver si ese posible que esas imágenes ofensivas desaparezcan del todo, en ese periódico y en todos los medios. Demasiado pedir, no?
La mala noticia:
El gobierno de Japón ha solicitado oficialmente a la editorial de EEUU McGraw Hill el borrar de los libros de texto que se distribuyen en Estados Unidos, información sobre las violaciones en masa llevadas a cabo por tropas niponas durante la Segunda Guerra Mundial. En aquella epoca Japón obligó y coaccionó a muchos miles de mujeres y adolescentes a prostituirse durante ese conflicto bélico. Se estima que unas 50.000 o 100.000 mujeres y menores fueron forzadas a servir como esclavas sexuales para las tropas japonesas, en los territorios ocupados por esta nación como China o Corea del Sur. Sobrevivientes han hablado de que eran violadas por 10-20 hombres diariamente y de palizas y torturas. Muchas de ellas quedaron estériles debido a las enfermedades venéreas y torturas.
La mayoría de estas llamadas “comfort women” (mujeres para proveer “comodidad o placer” y sostener “la moral” de las tropas) fueron coreanas, pero también habían algunas chinas, japonesas, mujeres de otras zonas de Asia y varias europeas. La presión de estas mujeres y sus exigencias de disculpas por parte de Japon han causado que hayan presiones y desentendidos entre país nipón y las naciones vecinas. Por ahora Japón ha reconocido que el crimen ha existido, pero ha intentado banalizarlo y sus disculpas no han sido muy serias. La mayoría de estas mujeres han muerto de avanzada edad y otras causas y con su desaparición se van apagando las voces que han estado exigiendo a Japón una respuesta firme, con indemnizaciones y una apología por esta tremenda violación de los derechos de las humanas. Si el gobierno nipón consigue lo que se propone (por ahora la editorial estadounidense se ha negado pero ya se están borrando las historias de las “comfort women” en los libros de texto japoneses), poco a poco el testimonio del sufrimiento de estas mujeres y uno de los ejemplos más bárbaros de violencia machista desaparecerán de los libros de historia, y con el tiempo, de la misma historia.

En la laica, moderna Europa…

En este continente, en el que se supone que hay democracias, países más o menos laicos, modernos, donde se supone que (comparado con Oriente Medio, Africa por ejemplo) los derechos de las mujeres a disponer de sus cuerpos se respeta, más o menos, ¿no? Irlanda es uno de esos lugares donde, gracias a la iglesia católica (el brazo ejecutor del patriarcado, no olvidemos) los fetos tienen legalmente tantos derechos como el cuerpo femenino que los incuba. Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, hay una mujer embarazada de unas 17 semanas, enchufada a una máquina en un hospital que la mantiene viva artificialmente, a pesar de que su familia quiere que la dejen morir. El gobierno irlandés se niega a dejar que la naturaleza siga con su curso porque está embarazada y ya se sabe, es la labor principal de las mujeres el servir como incubadoras. La familia de la mujer está dispuesta a ir a un juicio en el que el gobierno irlandés (para rizar más el rizo patriarcal), va a representar los “intereses” del feto. Las últimas noticias dicen que el equipo médico que la mantiene con vida está mirando sus opciones legales, en caso de negarse a cumplir la ley.

8738044066_c928c34067_zEn Irlanda hay una enmienda, llamada la “Octava Enmienda” (Eighth Amendment) que se hizo a la constitución irlandesa en 1983 y por la cual el aborto es ilegal. En el mismo año hubo un referéndum y por culpa, entre otros factores, de la presión de grupos católicos, se decidió que el feto disfrutaría de todos los derechos como otro ciudadadano irlandés. Por esto ocurren situaciones tan retorcidas como la que describo aquí, o como la que se dió a principios de año, en la que una joven víctima de una violación fué obligada a llevar adelante su embarazo y a dar a luz a pesar de que había expresado su deseo de suicidarse. El bebé está siendo cuidado por entidades del gobierno, y me imagino que lo mismo le ocurrirá al hijo o hija una vez que el embarazo que mencioné a principio de este posting llegue a su final.

Estos casos están causando mucha atención mediática en un país que ve cada vez más que la ley anti-aborto no protege adecuadamente a las mujeres. Y no es solo cuestión de opiniones, según el Daily Mail, 4.000 mujeres irlandesas viajan a Reino Unido cada año para obtener abortos en condiciones seguras y legales. Claramente, algo se tiene que hacer, pero mientras la iglesia misógina católica siga con sus garras opinando y presionando, poco se avanzará.

Foto, Mujer Irlandesa Embarazada, de Flickr.

Las vidas negras importan — Pero solo si eres hombre

#Blacklivesmatter es el hashtag que está rondando por Twitter, mientras miles de personas protestan en varias ciudades de Estados Unidos por los asesinatos recientes de varios jóvenes/ hombres afroamericanos a manos de policías blancos. Los asesinatos han tenido lugar en los últimos meses y han puesto a la sociedad estadounidense, (la cual en teoría es una sociedad igualitaria, sin color, sin clases) en alerta. El racismo no ha muerto. A pesar que ya no se organizan linchamientos de hombres negros, y que muchas familias afroamericanas están disfrutando de una prosperidad que sus antepasados/as esclavos jamás se podrían haber imaginado (Michelle Obama, la primera dama, es descendiente de esclavxs) y de que se supone que Estados Unidos vive en una sociedad post-racial, el racismo sigue ahí, y sino que se lo pregunten a las familias de estás víctimas de violencia policial. Dicho esto, veo a tantas mujeres participando activamente en estas protestas, y me digo que es normal, ya que estos actos brutales ocurrieron en sus comunidades. Luchan por su derecho a disfrutar de una vida con paz y dignidad, y luchan por sus hermanos, maridos, hijos, novios… Hasta ahí muy bien. Solo que la policía no BLM-text-logo1-1024x116solo carga contra hombres y niños, sino que también lo hace contra mujeres y niñas y no se protesta, no se sale a la calle, no se habla de violencia racista y sexista. Este artículo de http://www.blackwomensblueprint.org/ (en inglés) explica que 22% de mujeres negras o de mezcla de razas sufren más casos de violaciones que las mujeres blancas, (y los medios ni las nombran) y que los casos de violencia de tipo sexual denunciados o no, son muchos más altos en la comunidad afroamericana y que en general hay muy poca información sobre la violencia que sufren las mujeres negras y esto está hecho adrede, para condenarlas a la invisibilización. La situación tiene una carga social especial, ya que hasta hace no tan poco tiempo se consideraba que una mujer negra, al ser esclava (y propiedad de un dueño blanco) no podía ser violada, ya que un hombre en realidad no podía violar su propiedad.

Los medios no cubren noticias relacionadas con la violencia policial sobre las mujeres porque todo lo relacionado con las mujeres y su opresión no interesa, y si son mujeres negras, menos todavía. Me parece muy justo que hayan tantas personas en las ciudades estadounidenses protestando la brutalidad recibida a manos de quienes se suponen que les tienen que proteger, pero no nos engañemos, cuando se habla de opresión se refieren a aquella sufrida por los hombres solamente. O sea, que las vidas de las personas negras importan, pero solo si eres hombre. Las mujeres han apoyado y siguen apoyando activamente causas de opresión hacia los hombres, me pregunto cuando van los hombres a marchar y protestar en la calle por la violencia que sufrimos nosotras.

http://actualidad.rt.com/actualidad/160240-manifestantes-marcha-homicidios-policiales-washington

Foto: http://blacklivesmatter.com/ 

Hoy se cumplen 25 años de femicidio en masa en Canadá

El 6 de diciembre de 1989, un asesino misógino de 25 años llamado Marc Lepine mató a 14 mujeres en la Escuela Politécnica de Montreal, Canadá. Armado con rifle y cuchillo de caza se dirigió a ese instituto, y tras separar a los hombres de las mujeres, mató a seis de ellas, y siguió caminando por otras zonas del lugar matando a mujeres hasta que al final se suicidó. Durante la matanza dijo que odiaba a las feministas, y dejó una nota echando la culpa a las mujeres de todos sus problemas y también una lista de otras mujeres a las que quería asesinar. 

sistersAcabo de ver un documental hecho en Quebec sobre la masacre. Se habla de su infancia desgraciada, de su padre abusivo, que lo mucho que sufría por el racismo (el padre era de Argelia) bla, bla, bla, re-bla. Ciertamente resulta curioso que un hombre que había sufrido tanto por culpa de su padre y que había sido testigo del sufrimiento de su madre lo pagara con las mujeres, pero no tan curioso si tenemos en cuenta que vivimos en un sistema patriarcal. Es por esto por lo que es importante mirar este acontecimiento tan traumático en la memoria colectiva canadiense, con ojos feministas. En el momento en que Lepine cometió la masacre, las mujeres de ese país se estaban alejando de los roles femeninos, estaban ocupando trabajos anteriormente reservados solamente a los hombres. Y eso irritaba a este asesino, el cual pensaba que el tener colgajo entre las piernas le daba más derecho que a las mujeres a estudiar y trabajar. De hecho, la facultad donde pensaba estudiar, le había rechazado al tener cuotas y posiciones reservadas a mujeres. Y en lugar de, no sé, probar en una facultad distinta, o ponerse a currar o de voluntario en alguna ONG, a este machista cabrón no se le ocurrió otra cosa que hacer pagar a mujeres inocentes quienes según el, estaban robándole su derecho de estudiar, o sea, sus privilegios. Un párrafo de su nota:

“Ellas quieren retener las ventajas de ser mujer … mientras tratan de arrebatar aquellas de los hombres… Son muy oportunistas ya que descuidan el provecho del conocimiento acumulado por el hombre a través de los años. Siempre tratan de subrepresentarlos cada vez que pueden.”

Si esto no es un ejemplo de un machista queriendo reservar sus privilegios de hombre, no sé que es, la verdad. Es por esto que en realidad esta masacre no fué un asesinato en masa como otro cualquiera, sino un femicidio. Mientras en Canadá, tras esta matanza se empezó a controlar el acceso a las armas, en EEUU no, y eso, unido a que también allí el patriarcado está vivito y coleando y que hay una cultura violenta, siguen hasta nuestros días existiendo matanzas en serie muy a menudo, las cuales necesitan ser examinadas desde la perspectiva feminista también.
Afortunadamente, en Canadá cada año por estas fechas se sigue honrando la memoria de estas mujeres las cuales fueron asesinadas solamente por serlo.

Imágen, de este blog.

Grupos pro-feto rizan el rizo, y más noticias de las cavernas patriarcales

Dos noticias recientes sobre fetos y abortos hacen que se les pongan a una los pelos de punta. Por un lado, en Australia, las autoridades están decidiendo si una niña de seis años puede denunciar a su madre por haber bebido alcohol durante el embarazo. Es cierto que hay daños que pueden ser permanentes, pero si una denuncia como esta progresara, si se transformara al feto en una “persona”, se convertirían a muchas mujeres embarazadas en criminales por según que comportamientos, y se abriría la puerta a muchas situaciones bastante alucinantes, como por ejemplo, que el feto tenga más derechos que el cuerpo de la mujer, y que los fetos puedan denunciar al cuerpo femenino que los aloja. Muy fuerte.

En otras noticias, en el estado de Michigan, Estados Unidos, una nueva ley prohibe de ahora en adelante a los seguros privados a cubrir el aborto (el cual os recuerdo que sigue siendo legal) a menos de que la vida de la mujer esté en peligro, y la prohibicion incluye abortos relacionados con una violación. Si las mujeres quieren, pueden comprar un seguro adicional que pueda cubrir esos imprevistos, una especie de “seguro en caso de violación”, por el que también tendrán que pagar, claro. O sea, que, habría que anticipar esta posibilidad de que a una la violen, y en caso de no prepararse, cabe todavía la posibilidad de que su seguro privado al negarse a pagar pudiera agarrarse a la excusa de “pues podias haberte pensado esto antes, chata, y comprado seguro extra ‘anti-violacion'”.

Como se nota que a los tíos estas cosas no les pasan.

En bicicleta y desafiando al patriarcado

El vídeo que pongo abajo es de una película, llamada Afghan Cycles, que se ha hecho de un equipo ciclista que está entrenando para las próximas olimpiadas. Lo que convierte esta historia en algo extraordinario es que no solo hablamos de un pelotón ciclista compuesto por mujeres, sino que además estas mujeres son de Afganistán. En ese país, por lo visto una mujer en bicicleta es un tabú tan escandaloso e inmoral como el adulterio. Sin embargo estas mujeres aman la velocidad, la libertad que les procura el subirse a una bicicleta y por ello, de camino a sus entrenos son insultadas y golpeadas con basura o con rocas. En el vídeo, dice una de estas mujeres que los hombres les gritan que les estan quitando un derecho de ellos, lo cual dice mucho sobre la situación de la mujer en Afganistán. Sin embargo ellas, a pesar de tantos impedimentos, quieren representar su país y quieren hacerlo con orgullo. Muy valientes, sin duda.
Una ONG llamada Mountain2Mountain las está intentando ayudar. Os pongo el link por si os interesa saber más sobre ellas (en inglés).

[vimeo http://vimeo.com/79696482]

Tanto monta, monta tanto, tradición y patriarcado

Hace unos dias, concretamente el 3 de octubre, una mujer cubierta con una nicab (el velo que cubre el cuerpo y casi todo el rostro) fué echada de un teatro de opera de Paris, despues de que los artistas se negaran a actuar. No mucho se sabe de ella, pero se supone que era una mujer de dinero, de la zona del golfo Pérsico, que había ido a ver la actuación con una amiga. Francia tiene, desde 2011, una ley que prohíbe que las personas -vaya, las mujeres- se cubran el rostro en lugares públicos.
6497944911_fa7ae1c966_mEn la sección de comentarios de lectoras y lectores, dos opiniones bien claras, por un lado se insistía en que la mujer debería respetar las reglas del país que visitaba, y por otro que el echar a una mujer de un teatro era en realidad islamofobia. Lo que no veo por ningun lado, tanto si se habla de la nicab, o la prostitución, o el porno, o de cualquier otra discriminación hacia la mujer es el de la crítica hacia las reglas machistas que obligan a la mujer a cubrirse el rostro, o a desnudarse, o a ser violada por dinero. Reconozco que yo también peco de juzgar a la discriminada de vez en cuando, pero mi feminismo, que evoluciona constantemente, se está volviendo cada vez más impaciente, y se pregunta, el porque, cuando vemos una situacion de discriminación, siempre censuramos a la persona oprimida en lugar de criticar esas leyes patriarcales (tradiciones, las llaman algunas y algunos) que colocan a la mujer en una situación imposible. ¿Por qué, en lugar de eso no criticamos la opresión y a quienes la crean, o sea, al patriarcado?

Antes de que se se me acuse de islamofobia, tengo que aclarar que me da igual quienes dicen que lo del velo es una tradición cultural y que eso hay que respetarlo. Será una tradición, pero es una tradición machista, que solo se exige a la mujer el seguir. Porque algunas mujeres se sientan empoderadas en Europa por el velo no significa que a muchas otras en el resto del mundo les repatee y odien cubrirse. Y esto es todo lo que voy a decir al respecto. Tendrán sus razones para ponerse el velo unas cuantas, pero lo que yo quiero saber es ¿Porqué no se critica a la ley patriarcal que las obliga a cubrirse? ¿Porqué se ignora la doble discriminación a la que se enfrentan estas mujeres, en sus familias y tambien en un país supuestamente laico y tolerante?

Es curioso que la ópera en cuestión era precisamente “La Traviata”, de Verdi, la historia de una mujer que fué una prostituta, ya que la prostitución tal y como lo veo tiene en común con lo del velo el ser una opresión de género, y que las críticas van siempre hacia la prostituida, o sea, la víctima, y no hacia el putero o hacia el chulo, que son los culpables en toda esta historia. Incontables artículos hay sobre las razones o no de las prostitutas defendiendo o atacando, y casi nada se dice sobre el patriarcado que es el causante de esta situación.
Y asi, podríamos hablar, como he escrito arriba, de otras discriminaciones, el porno, la violencia de género etc…
Volviendo a la historia del principio, según leo, a la mujer aparte de echarla del teatro le puede caer una multa. Y al patriarcado, ¿Quién le multa, quien le denuncia?

Foto, Flickr