¿Eres mujer y pobre? A la cárcel

jailEn EEUU, ser pobre y ser mujer y no ser blanca son, por separado, características fundamentales para acabar en la cárcel, y Eileen DiNino reunía dos.
Esta mujer, de 55 años, era madre de 7 hijxs, algunos de los cuales se habían saltado sus clases. El absentismo escolar puede pagarse con la cárcel en Estados Unidos y en el caso de DiNino, con la muerte. En el primer día de su sentencia de 48 horas, (el 9 de junio) DiNino fue encontrada muerta en su celda. Las autoridades locales le habían multado con $2.000 por las faltas de sus hijxs, y como ella no podía pagar, la mandaron a la cárcel por dos días. Se ha hecho una autopsia cuyos resultados no han sido revelados aún. Las noticias comentan que tenía algunos problemas de salud pero lo cierto es que, tanto si el fallecimiento se debe a causas “naturales” o no, el hecho es que el sistema judicial estadounidense, en lugar de ayudar a una mujer que claramente estaba desbordada con su situacion familiar, la ha convertido en criminal y la ha perseguido por ser pobre. La cantidad exigida por las agencias gubernamentales locales era, como he puesto arriba, de $2.000. Esta cantidad incluye, aparte de las multas por el absentismo, fianzas y gastos judíricos acumulados durante años, es decir, que esta señora había sido obligada durante bastante tiempo a presentarse ante las autoridades locales a responder de acusaciones, lo cual, siendo madre sola suponía tener que hacer malabarismos para que alguien se ocupara de sus hijxs.
En este caso, la pena era de solo dos días de carcel, pero quien dice dos, dice 108, como le pasó a esta mujer hispana, cuyos hijos tambien habían decidido saltarse sus clases. Es lo que tiene el ser mujer bajo el patriarcado, los mismos poderes que te quitan el derecho a abortar son los que te castigan por no poder controlar a tus hijxs. Que sí, que en teoría los padres también pueden ser condenados por el absentismo escolar de sus hijxs, pero como en la mayoría de los casos son las madres las que se ocupan de las familias, son ellas las que acaban siendo encerradas, concretamente, de cada tres personas a las que se les priva de libertad por esta falta escolar, dos son mujeres.
En EEUU, el porcentaje de mujeres que acaban en la cárcel ha subido 21.6% del año 2.000 al 2.009, comparado con el incremento del 15.6% de los hombres, los cuales son los que cometen la inmensa mayoría de los crímenes más violentos. En el caso de las mujeres, las penas de cárcel van relacionadas con haber sufrido violencia sexual, drogodependencia y pobreza, o sea, problemas para los que deberían ser ayudadas, no condenadas. Si el sistema judírico de Filadelfia donde Eileen DiNino residía lo hubiese visto así, tal vez estaría viva ahora.

#Machismomata y remata: Li Yan

#Machismomata y remata: Li Yan

Ha salido a la luz hace unos días que la sentencia de pena de muerte para Lin Yan por matar a su marido mientras intentaba defenderse de sus ataques, ha sido revocada.

El caso de Lin Yan, de 43 años ha adquirido mucha notoriedad en China porque organizaciones extranjeras (Amnesty International, entre otras) y expertxs en asuntos legales han estado luchando para que la corte suprema de ese país deje vivir a esta mujer, una víctima de violencia de género.

Lin Yan había sufrido malos tratos y torturas a manos de su marido durante mucho tiempo, y las autoridades locales no hicieron nada por protegerla. Su marido apagaba sus cigarrillos usando la cara de su esposa como cenicero, llegó a cortarle un dedo y también a dejarla cerrada fuera de su hogar en pleno invierno, y medio vestida.

Tras una paliza, la policía tomó fotografías de las heridas, pero no hizo nada más. En 2010, intentando defenderse, le pegó a su maltratador en la cabeza, lo que causó su muerte. En 2011 Lin Yan fué condenada a pena de muerte, sentencia que ha cambiado la corte suprema china.

Si bien parece que es una buena nueva el no morir por defenderse, la justicia no está hecha del todo, ya que no está claro si Lin Yan ha sido puesta en libertad. Y no se habrá hecho justicia en absoluto mientras no se haga algo respecto a las muchas mujeres que sufren violencia por ser mujeres, en China. Se estima que en ese país, una de cada cuatro mujeres será víctima de violencia de género.

Violaciones “fashion”

El término “cultura de la violación” fue creado por unas feministas norteamericanas allá por los años 70, para explicar el hecho de que en esta sociedad en la que vivimos, hombres violan y/o acosan constantemente, con impunidad mientras a las víctimas se les suele echar la culpa del crimen. Vivimos rodeadas y rodeados de imagenes en los medios que cosifican los cuerpos de las mujeres para disfrute de los hombres y que normaliza la violencia a las mujeres. La violencia se considera sexy, y la sexualidad se ha vuelto violenta. Esto pasa en todos sitios, y en todos los rincones de la sociedad, hasta en los más glamurosos, como la moda.

En EEUU han saltado dos noticias en esta semana. Por un lado, el presidente y fundador de la cadena de ropa Dov Charney (American Apparel) por fin ha sido despedido porque según parece la junta directiva está harta de las numerosas acusaciones de acoso sexual , y por otro lado, la revista New York Magazine ha publicado un detallado artículo sobre el fotografo de moda Terry Richardson, el cual  ha sido, como Charney, acusado de acosar y abusar de modelos durante sus sesiones de fotos.

No voy a poner aquí fotos de los anuncios de American Apparel, en los cuales salen modelos que parecen niñas, en bragas, abiertas de piernas. Si quereis fotos, mirad en Google, que hay muchas. Pero está muy claro que las imágenes (algunas de las cuales Charney personalmente hizo) aparte de una demanda (desestimada, naturalmente) de una empleada que lo acusó de mantenerla como esclava sexual y otras acusaciones por acoso sexual dicen bastante del tipo de persona que Dov Charney es. Muchas feministas estadounidenses llevan años preguntándose porque Charney seguía ganando dinero y noo en la cárcel mientras acosaba a mujeres y hacía anuncios que rayan en pornografía pederasta. La junta directiva se ha agarrado a los acosos para echarlo, pero esto lleva sucediendo mucho tiempo. ¿Porqué ahora? Pues por que las acciones de American Apparel estaban bajando en picado. O sea, que eran razones económicas, no era que la degradación de las mujeres les importara una mierda. Es la cultura de la violación, fomentada por el patriarcado, la que ha hecho que Charney pudiera actuar con impunidad durante tanto tiempo y solo fuera despedido cuando por fin hubieran intereses economicos de por medio.

Una situacion muy parecida es la del fotógrafo de moda Terry Richardson. Este “artista”, de mucho renombre en la moda, ha fotografiado practicamente a las personalidades estadounidenses más importantes. Su trabajo es cotizado y mostrado en revistas como Harpers Bazaar, Vogue, Rolling Stone, Vice y muchas otras. Diseñadores de moda como Marc Jacobs adoran trabajar con él. Ha retratado a Obama, a muchos deportistas, a la cantante Mariah Carey, Rihanna, Madonna, Lady Gaga y un largo etcétera.

Aparte de lxs famosxs, también hace fotos de modelos, chicas jovenes que están empezando y que no son conocidas todavía. Algunas de estas chicas son precisamente las que han estado presentando denuncias contra Richardson. Estas denuncias mencionan que las modelos son obligadas a desnudarse y hacer actos sexuales con Richardson o sus asistentes o todos al mismo tiempo, mientras se las fotografía (o sea, estamos hablando de violaciones). Las agencias que representan a las modelos las presionan para que trabajen con Richardson, dada la importancia que su nombre tiene. Es bien sabido en el mundo de la moda que “el tío Terry” lleva años abusando sexualmente de modelos anónimas que están empezando en el mundo de la moda, pero nadie hace nada. A pesar del reciente artículo de New York Magazine que detalla los acosos, las revistas continúan llamándole para trabajar con él, el mundo de la moda no se da por enterado, sus amigxs famosxs (como la “feminista” Beyoncé, a la que también ha fotografiado) tampoco dicen nada y mientras tanto nadie hace caso a las modelos anónimas a las que sigue abusando. 

Aquí tenemos dos hombres famosos y ricos abusando de sus posiciones privilegiadas con chicas jovenes vulnerables que no tienen más remedio que aguantar porque tienen miedo de perder su trabajo y porque tampoco quieren ser acusadas de ser unas “puritanas” o unas amargadas a las que no les gusta follar. Esto es la cultura de la violación.

Que lo hagan con impunidad, que no hayan consecuencias para sus carreras, que no estén en la cárcel: cultura de la violación.
Que se les eche la culpa a las modelos: cultura de la violación.
Que fomenten la normalización de la violencia contra las mujeres: cultura de la violación.

¿Está claro?

Lo crucial y urgente… es que el patriarcado desaparezca

He aquí la carta que he mandado a El País para responder este artículo de Javier Marías, llamado “Lo crucial y urgente”

Señor Marías,

He leído con atención su artículo “Lo Crucial y Urgente” publicado en el Semanal de El País el 8 de junio del presente año. En el artículo usted enumera muchas de las penosas situaciones, (ataques a la libertad, a los cuerpos, a los derechos de las mujeres) que una mitad del planeta comete contra la otra mitad, gracias al sistema patriarcal en el que vivimos. No me hace mucha gracia su comentario sobre la prostitución (“creo que quien elija dedicarse a alquilar su cuerpo –o sus órganos sexuales- es libre de hacerlo) ya que la prostitución no es en realidad un trabajo como cualquier otro. Pero con lo que  realmente no estoy de acuerdo es con su comentario sobre Jane Campion y su demanda que el Festival de Cannes haga un esfuerzo por reconocer y premiar a más mujeres. Mire usted, si, en las palabras de Campion, en Cannes “las mujeres enseñan el pecho y los hombres sus películas” se debe no solo a que, como usted indica, tradicionalmente se ha negado a las mujeres la participación en la esfera pública (artística, política, etc), sino también a que festivales como el de Cannes simplemente no quieren premiar a directoras de cine, porque son mujeres. Como otros premios (el Nobel, por ejemplo, que tanto ignora a las mujeres) se piensa que los logros conseguidos por ellas no son tan dignos de reconocimiento como los hechos por hombres. Estoy segura de que si el panel de jueces de Cannes buscara a directoras merecedoras de premios, las encontraría.

Claro, que, comparado este problema con otras discriminaciones que las mujeres sufrimos (falta de paridad laboral, por ejemplo), puede parecer no tan importante, pero en realidad sí lo es. La falta de reconocimiento a las directoras de cine está causado por sexismo, igual que las otras discriminaciones, y pone en relieve que al invisibilizar a las cineastas,  se cumple la máxima repetida por las feministas de que “lo que no se nombra no existe”. 

[Mi nombre, DNI, etc]

 

Ser violada da estatus social, dice misógino

GeorgeWillSe  ha armado un revuelo hace unos días en EEUU por los comentarios en el periódico Washington Post, de un periodista llamado George Will (el cual, por cierto, ganó un premio Pulitzer en 1977). Hablando sobre el problema de violencia sexual en universidades (el cual está bastante fuera de control), ha escrito perlas como que “cuando las universidades otorgan a la victimización un estatus atractivo, aparecen muchas víctimas“. Critica al gobierno de Obama por intentar hacer algo para solucionar el problema, el cual, segun el, en realidad no es tan serio como dicen, es que muchas mujeres hacen denuncias falsas para obtener ese estatus de víctima. Esto es lo que dice un hombre blanco, un periodista privilegiado quien tiene muy pocas papeletas para sufrir una violación en sus propias carnes.

La ira en el internet no se ha hecho esperar.

Enseguida apareció en Twitter un hashtag #SurvivorPrivilege, en el cual muchas mujeres hablaron del estatus tan “privilegiado” que les da el haber sufrido una violacion. “Privilegios” como el tener que dejar los estudios porque la universidad en la que se estudia no quiere echar al violador, suicidios de victimas, echar la culpa a la victima, etc.

Afortunadamente, gracias a los medios sociales, muchas víctimas tienen ahora una plataforma para hablar, para no permitir que comentarios misóginos como el de George Will se vayan de rositas, sin consecuencias: El periodico británico The Guardian se ha hecho eco, el Huffington Post, New York Magazine, etc. La organización feminista NOW (National Organization of Women) ya está pidiendo al Washington Post que eche a George Will (no es la primera vez que hace comentarios claramente misóginos en ese periódico) y ya está rondando una peticion para conseguir eso mismo.

Se merecía ser violada por ser lesbiana… o eso pensaba

Estos días nos ha dado, a mi pareja y a mí, por ver la serie lesbiana L Word. Empezamos a verla mientras esperábamos que la nueva temporada de Orange is the New Black empezara, cosa que ya ha hecho. Volviendo a L Word, estoy viendo los episodios en los cuales la actriz Kelly McGillis sale en su papel de abogada militar. En EEUU esta actriz fué muy famosa por la pelicula Top Gun (junto a Tom Cruise, abajo), The Accused y otras películas más, en los años 80.

ImageHace un tiempo, en 2010 concretamente, Kelly McGillis fué noticia al casarse otra vez (tenía dos matrimonios a la espalda), pero esta vez, con una mujer, con la que contrajo matrimonio en una sencilla ceremonia en Nueva Jersey, muy alejada de Hollywood. Y es que quien fuera en su tiempo una de las actrices más famosas del mundo, renunció a la fama y decidió concentrarse en su familia y en otros intereses, como su restaurante. Bueno, esa fué la razon que dió en su momento, pero hace un tiempo se supo que su vida post-Hollywood ha sido bastante complicada, con dos matrimonios, dos hijas y problemas con alcohol y drogas, los cuales fueron fomentados por sentimientos de verguenza y culpa por una violación que sufrió hace mucho tiempo.Y es que, Kelly McGillis fué violada en 1982, en su apartamento de Nueva York cuando estaba empezando su carrera artística.

No estaba sola, su pareja de entonces – una mujer- estaba con ella. Las dos fueron atadas y violadas. McGillis pudo identificar a uno de los culpables, el cual recibió una pena de cárcel de solo tres años. La actriz no le dijo en su momento a su familia el hecho de que estaba con una mujer cuando el horrible crimen sucedió, y como resultado del trauma sufrido por la violación, (y el tener que renegar de su sexualidad) pensó que ésta había sido su castigo por ser lesbiana. Y de ahí vinieron los problemas del alcohol y las drogas más tarde.

Ahora mismo, McGillis sigue con su carrera (aunque no esté en producciones millonarias de Hollywood) y también da clases de interpretación. Salió discretamente del armario y ahora ya vive una vida consecuente con su sexualidad, sin armarios ni sentimientos de culpa. Apenas da entrevistas, pero es de desear y esperar que sea feliz.

¿Quién era el Doctor Tiller?

Estos días se cumple el quinto aniversario del asesinato del doctor Tiller. George Tiller era un doctor el cual practicaba abortos legales (amparado por la ley, vamos) en Wichita, Kansas, EEUU. El 31 de mayo de 2009 fué asesinado mientras atendía servicios religiosos, por un activista pro-feto, quien lo asesinó de un disparo a la cabeza. El asesinato de este médico fue un escandalo mediático en EEUU y puso en relieve la situacion tan peligrosa que sufren medicos y doctoras que hacen abortos en ese país. Tienen que aguantar, no solo acosos personales a ellxs y a sus familias, amenazas, intimidacion, pero también auténticas cazas de brujas profesionales, con exigencias absurdas para poder hacer un trabajo que en teoría esta amparado legalmente o perder su licencia para practicar medicina. (más sobre la situacion del aborto en EEUU, aqui)

GeorgeTillerEn el caso del doctor Tiller, la extrema derecha de EEUU tuvo tambien un papel muy importante que contribuóo a su asesinato. El famoso Bill O’Reilly (un presentador de la cadena Fox) es un misógino fachista quien, en un juego de palabras cambiaba el apellido del doctor, de Tiller a Killer (asesino) y no dudaba en escupir este insulto en sus programas, haciendo muy claramente apología de la violencia. Nunca fué perseguido legalmente, de hecho sigue haciendo su programa, mientras que George Tiller perdió su vida, profesionales que practican abortos viven con miedo y sobre todo, muchas mujeres han visto como su derecho de decidir sobre su cuerpo está perseguido y es reducido.

El padre de George Tiller era médico tambien, el cual, igual que su hijo hizo luego, hacía abortos, en unos tiempos en que no eran legales. Al morir su padre, el hijo, el cual tenía pensado abrir una clinica de dermatologia, oyó que una mujer local había muerto tras practicársele un aborto ilegal, asi que decidió ocuparse de la clínica de su padre. Durante su carrera medica tuvo que aguantar muchas situaciones de acoso e intimidación, las cuales acabaron finalmente con su vida. El culpable del asesinato ha sido condendado a 50 años en la cárcel, pero la secuelas perduran. Tras el asesinato de George Tiller, la clínica se cerró y de esta forma se ha impuesto otra barrera para que las mujeres de la zona puedan tener accceso a un aborto legal y seguro.

George Tiller fué un hombre, un doctor valiente, el cual apoyaba el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y sus vidas.